FAMMA pide a Ana Botella…

 

En la imagen, dos Eurotaxis.FAMMA-Cocemfe Madrid pide a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que solicite a los titulares de las licencias de Eurotaxi que no prestan en la actualidad servicio a las personas con discapacidad y/o movilidad reducida que devuelvan la totalidad de las subvenciones públicas que les fueron concedidas, puesto que la legislación vigente establece que la Administración tiene potestad para reclamar dichas ayudas cuando se incumpla aquella finalidad para la que fueron otorgadas.

Precisamente, la Federación estima que la Administración local deberí­a de actuar de forma urgente para atajar lo que considera una vulneración de derechos fundamentales, dado que los conductores de Eurotaxi están en la actualidad negándose a recoger a personas con discapacidad, pero realizan servicios convencionales para el resto de la ciudadaní­a, sin tener en cuenta que el servicio de taxi adaptado de Madrid (Eurotaxi) se puso en marcha para dar respuesta a las necesidades de las personas con graves problemas de movilidad.

En este sentido, FAMMA recalca que, en virtud de lo dispuesto en el artí­culo 37 de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones, la Administración puede exigir el reintegro de las subvenciones concedidas, en este caso a los titulares de las licencias de Eurotaxi, cuando se detecte que exista «incumplimiento total o parcial del objetivo, de la actividad, del proyecto o la no adopción del comportamiento que fundamentan la concesión de la subvención».

En este caso, en la citada norma se establece de forma expresa que la Administración exigirá «el reintegro de las cantidades percibidas y la exigencia del interés de demora correspondiente desde el momento del pago de la subvención hasta la fecha en que se acuerde la procedencia del reintegro».

La Federación rechaza de plano que los Eurotaxis estén dejando tiradas a las personas con discapacidad que necesitan hacer uso de este medio de transporte para desplazarse y, por ello, considera totalmente injustas y contrarias a la ética profesional las decisiones adoptadas al respecto por la Asociación Eurotaxi por la Movilidad y Accesibilidad (AEMA), así­ como las manifestaciones realizadas por Julián Fernández, secretario de dicha entidad, puesto que están abocando al sector del Eurotaxi a su desaparición, y contribuyendo a crear una mala imagen del colectivo de Eurotaxis,

Por último, FAMMA estima prioritario que la Administración local reclame las ayudas públicas concedidas hasta el momento a los titulares de las licencias de Eurotaxi que están dejando sin servicio a las personas con discapacidad, puesto que, en modo, alguno, están contribuyendo a aquella finalidad para la que fueron concedidas y porque se están vulnerando los derechos de las personas con discapacidad.