FAMMA felicita a la Consejerí­a…

En la imagen, una plaza de estacionamiento para personas con tarjeta de aparcamiento PMR.

FAMMA-Cocemfe Madrid felicita a la Consejerí­a de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid por impulsar una normativa unificada que regule el funcionamiento y uso de las tarjetas de estacionamiento para personas con movilidad reducida (PMR) en la región en base a los criterios que introduce el Real Decreto estatal 1056/2014, de 12 de diciembre, por el que se regulan las condiciones básicas de emisión y uso de la tarjeta de estacionamiento para personas con discapacidad.

La Federación reitera que, ahora, el papel fundamental para su materialización está en manos de los ayuntamientos de la región, que tendrán hasta el 24 de diciembre de este año para adaptar sus tarjetas y ordenanzas a los preceptos que establece esta normativa, dado que la regulación del uso de las tarjetas de estacionamiento para PMR es municipal.

Con esta normativa unificada autonómica, en base a la estatal, se da respuesta a una “demanda importante” del colectivo de personas con discapacidad, dado que, hasta el momento, se producí­an disparidades en la concesión y uso de estas tarjetas entre los distintos municipios que provocaban que personas con movilidad reducida fuesen multadas injustamente o que la grúa les retirase el vehí­culo.

En virtud a la normativa que ha impulsado la Comunidad de Madrid, los ayuntamientos deberán ahora reflejar en sus respectivas ordenanzas “las zonas del núcleo urbano que tienen la condición de centro de actividad”, en base al artí­culo 5 del citado Real Decreto estatal, así­ como establecer las condiciones para la reserva de este tipo de plazas en los lugares próximos al trabajo o domicilio de las personas con movilidad reducida, en base al artí­culo 7 del mencionado Real Decreto.

También deberán reservar plazas de estacionamiento en servicios y establecimientos sanitarios y, en el caso de que no apliquen la exención de tarifas en las zonas de estacionamiento limitado para los titulares de tarjeta de estacionamiento PMR, deberán garantizar que se cumpla la cuota mí­nima de plazas de aparcamiento reservadas para personas con discapacidad.

Asimismo, en base a la regulación estatal y autonómica, los ayuntamientos también podrán conceder ahora tarjetas de estacionamiento por ‘razones humanitarias’ para personas con una movilidad reducida, aunque no haya sido dictaminada oficialmente, por causa de una enfermedad de extrema gravedad “que suponga fehacientemente una reducción sustancial de la esperanza de vida que se considera normal para su edad” y que, “razonablemente, no permita tramitar en tiempo la solicitud ordinaria de la tarjeta”.

Por otro lado, en relación a los centros de actividad antes mencionados, los núcleos urbanos “deberán disponer de un mí­nimo de una plaza de aparcamiento reservada y diseñada para su uso por personas titulares de la tarjeta de estacionamiento por cada cuarenta plazas o fracción, independientemente de las plazas destinadas a residencia o lugares de trabajo”.

A juicio de FAMMA, esta normativa estatal, incorporada a la de la Comunidad de Madrid, y, próximamente y de forma progresiva a las ordenanzas de los ayuntamientos de la región, pondrá fin a la disparidad normativa existente hasta el momento en esta materia, dado que las tarjetas de estacionamiento para PMR concedidas en base a los preceptos de este Real Decreto estatal serán válidas en todo el territorio nacional.

El Consejo Asesor de Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid dará el visto bueno previsiblemente a esta normativa este mediodí­a en un pleno que tendrá carácter extraordinario, tras la emisión del preceptivo informe en virtud de lo dispuesto en el artí­culo 3.1. apartado c) del Decreto 276/2000, de 28 de diciembre de la Comunidad de Madrid.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada