FAMMA detecta carencias de seguridad…

Una alumna en el aula de un colegio.

FAMMA acaba de tener conocimiento de considerables carencias de seguridad en los planes de evacuación de algunos centros educativos madrileños en los que están escolarizados estudiantes con discapacidad fí­sica de grado severo (precisan sillas de ruedas para desplazarse). Precisamente, según ha podido saber FAMMA-Cocemfe Madrid, uno de los centros en cuestión realizó un simulacro de emergencia en el que se preparó de forma previa a los alumnos usuarios de silla de ruedas, ubicándolos frente a una salida de emergencia, por lo que no pudieron enfrentarse a una simulación real de peligro.

Ello, en opinión de la Federación, contribuye a que los estudiantes que padecen algún tipo de discapacidad fí­sica, tanto en este colegio como sucede en muchos otros, no sean entrenados para lograr hacer frente a una situación que, de producirse, podrí­a poner en peligro su propia integridad fí­sica e, incluso, su vida.

Por ello, FAMMA-Cocemfe Madrid, a la vista de estas carencias o puntos débiles en materia de seguridad que ocurren en muchos centros educativos de la Comunidad, al ser una práctica habitual preparar previamente a los usuarios de silla de ruedas para los simulacros, reclama a la Consejerí­a de Educación que se arbitren las medidas precisas para que estos alumnos sean entrenados a enfrentarse a situaciones de peligro, con el fin de que puedan salir indemnes de cualquier amenaza que active una evacuación en los colegios en los que cursan sus estudios.

En palabras de Javier Font, presidente de FAMMA-Cocemfe Madrid, ‘los colegios en los que cursan estudios alumnos con discapacidad fí­sica deben tener y cumplir escrupulosamente planes de evacuación especí­ficos, con el fin de que todos puedan salir indemnes de cualquier peligro potencial, independientemente de que tengan la movilidad reducida o dificultades especí­ficas para desplazarse’.

Por último, la Federación estima que es ‘urgente’ que la Consejerí­a de Educación de la Comunidad de Madrid tome las medidas oportunas para que los alumnos con discapacidad ‘participen activamente y con plenas garantí­as de seguridad’ ”“y no de forma pasiva”“ en los simulacros de evacuación, con el fin de que aprendan, al igual que ocurre con los estudiantes sin discapacidad, a resolver de la mejor forma posible (con la ayuda de todos los medios materiales y humanos posibles) situaciones de emergencia.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada