FAMMA denuncia que más de…

En la imagen, un vehí­culo del servicio de Eurotaxi de Madrid.FAMMA-Cocemfe Madrid denuncia que un total de 66.575 personas con discapacidad de los distintos municipios que forman parte de la denominada írea de Prestación Conjunta del Taxi de Madrid, que se suman a unas 9.600 más que, sin tener el grado de discapacidad reconocido, tienen movilidad reducida (personas mayores), están “totalmente aisladas” por no contar con una red de locomoción adaptada y un servicio de taxi accesible (Eurotaxi) que asegure su movilidad. A juicio de FAMMA, ello provoca que se estén vulnerando distintos preceptos establecidos tanto en el Decreto 13/2007, de 15 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento Técnico de Desarrollo en materia de Promoción de la Accesibilidad, como en la Ley 8/1993, de 22 de junio, de Promoción de la Accesibilidad y Supresión de Barreras Arquitectónicas.

Precisamente, la Federación, que remitió recientemente un total de 53 denuncias al Consejo para la Promoción de la Accesibilidad y la Supresión de Barreras relativas a los ayuntamientos que incumplen con la obligación de contar con un taxi adaptado, reitera que existe una “dejación total y absoluta” por parte de estos municipios madrileños, dado que no han implementado acción alguna que permita dar pleno cumplimiento a los preceptos establecidos en ambas normativas.

A este respecto, el citado decreto establece, en su artí­culo 20.3, que “en el írea de Prestación Conjunta que realiza la gestión integrada del servicio de taxi de Madrid y otros municipios de su área metropolitana existirá, al menos, un vehí­culo autotaxi adaptado por cada municipio que forme parte de la misma”. Asimismo, también recoge que “las Administraciones Públicas, mediante planes periódicos, vigilarán que las personas con movilidad reducida dispongan de suficientes vehí­culos de autotaxis adaptados que cubran las necesidades de las mismas”.

A juicio de FAMMA, nada de lo establecido en artí­culo anterior se está cumpliendo y los municipios que incumplen están “vulnerando sistemáticamente los derechos de miles de personas con discapacidad o con movilidad reducida, que viven en municipios alejados de la capital y que se ven abocados a utilizar el transporte público o a utilizar un taxi adaptado de otro ayuntamiento, o del centro de Madrid, asumiendo un sobrecoste importante”.

Por último, es preciso reiterar que el Ayuntamiento de Madrid no tienen plan alguno para incrementar las flotas de vehí­culos adaptados según lo dispuesto en el Real Decreto 1544/2007, de 24 de noviembre, que establece que el 5% de las flotas de taxi serán accesibles antes de 2017.