FAMMA denuncia la supresión del…

Caballo de la UCMFAMMA-Cocemfe Madrid denuncia la dura realidad que están viviendo personas con discapacidad fí­sica en la Universidad Complutense de Madrid, quienes han sido despojados del apoyo sociosanitario que vení­an recibiendo a través de la Oficina de Integración de Personas con discapacidad, lo que repercutirá negativamente en su integración en la comunidad universitaria.

Este servicio, ofrecido tanto en el Campus de Somosaguas como en el de la Ciudad Universitaria, permití­a a los estudiantes con discapacidad que así­ lo necesitasen solicitar ayuda para hacer uso de los aseos de la universidad, con lo que la supresión de este servicio atenta contra una de las necesidades más básicas de un ser humano, que en el caso de muchas personas resulta imposible de llevar a cabo sin colaboración.

“La atención e integración del colectivo de personas con discapacidad en la Universidad ha avanzado en los últimos años, pero si una eslabón de la cadena se rompe, el resto se ven afectados hasta el punto de quedar inservibles”, afirma Javier Font, presidente de FAMMA-Cocemfe Madrid. “No sirve de nada que se adopten medidas de accesibilidad, y al mismo tiempo se dejen de lado los servicios imprescindibles para que algunas personas puedan hacer cosas aparentemente tan sencillas como ir al baño”.

La Federación no entiende la creación de una oficina de atención a las personas con discapacidad en el seno de la Universidad, mientras que por otro lado en la convocatoria de becarios que existe para ayudar a estas personas se suprima este servicio en concreto.

“El caso es todaví­a más grave”, continúa Font, “si tenemos en cuenta que la propia UCM, a través del vicerrectorado de estudiantes, ha convocado cuatro becas de Formación Práctica en la Oficina para la Integración de Personas con Discapacidad, en las que expresamente se elimina esta función de apoyo por parte del becario a la vez que se le encomiendan otras muchas tareas”.

El presidente de la Federación se refiere a la base número 6 de la Convocatoria 18/2012, que bajo el epí­grafe Actividades a desarrollar, incluye entre ellas la “colaboración en otras tareas de apoyo a la discapacidad realizadas en la OIPD, excluidas en todo caso tareas de apoyo socio sanitario”.

La Federación considera inconcebible y carente de toda empatí­a y responsabilidad social la decisión de incluir esa excepción totalmente discriminatoria, teniendo en cuenta la extrema necesidad de apoyo por parte de estas personas con discapacidad, y exige la reposición de este servicio, o la contratación de otro becario si el número de ellos en la actualidad impide el mantenimiento del servicio.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada