FAMMA denuncia el requerimiento de…

Evacuación de usuario con movilidad reducida

FAMMA denuncia que, una vez más, la falta de mantenimiento de las rampas de los autobuses de la EMT han ocasionado una grave situación a una persona con movilidad reducida que querí­a desembarcar tras el recorrido hacia su domicilio

Los hechos se produjeron a las 15:15 horas de la tarde, en la lí­nea 147, por la zona de la Calle La Bañeza pero, ese mismo dí­a y unas horas antes, alrededor de las 12.30 horas, otro autobús también de la lí­nea 147, quedó inoperativo por la averí­a de su rampa tras bajar del autobús esta misma persona.

En palabras del presidente, Javier Font, “esta situación es la gota que colma el vaso y por ello vamos a pedir una reunión urgente con el gerente de la EMT con el fin de dar soluciones a estos problemas que nos posicionan en muy mala situación a las personas que tenemos movilidad reducida. Es incomprensible.”

La Federación, cansada de sus diversas manifestaciones al respecto de la falta de mantenimiento de este tipo de instrumentos que facilitan la autonomí­a para utilizar estos autobuses, recomendará a sus asociados que soliciten los servicios de emergencias para ser evacuados con todas las medidas de seguridad.

Solicitaremos la adquisición de rampas manuales para evacuar de los autobuses a personas que son usuarios de sillas de ruedas y que no pueden quedar en manos, de la buena voluntad, su seguridad fí­sica para ser evacuados. Estamos hablando de personas que utilizan sillas de ruedas eléctricas que, junto con su peso corporal, puede alcanzar los 200 kg. Algo que pone en riesgo su seguridad y la de las personas que ayudan a evacuar. A esto se sumarí­a los posibles desperfectos que se puedan ocasionar por una mala operativa en la evacuación.

La Federación quiere agradecer la amable disposición del conductor y el gran trabajo del cuerpo de bomberos ante una situación tan tercermundista como esta. Es lamentable que este tipo de circunstancias se produzcan en épocas de calor que generan mayor problema a quienes padecen enfermedades añadidas que pueden producir problemas de salud muy serios. La situación exige aplicar mejoras en los protocolos de actuación que, por lo que seduce, son inexistentes ya que se ha tenido que hacer uso de los servicios de emergencia para evacuar a una persona con movilidad reducida usuario de sillas de ruedas eléctrica.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada