FAMMA alerta de que las…

Volante y mano en el móvilComo cada año, las carreteras españolas serán el escenario de cerca de 15 millones de desplazamientos repartidos entre las dos fases de la operación especial de Semana Santa, y a pesar de que los últimos años se ha producido una reducción de las lesiones medulares y los traumatismos craneoencefálicos a causa de los accidentes de tráfico, FAMMA-Cocemfe Madrid considera que no hay que bajar la guardia.

Además, la Federación hace un doble llamamiento hacia las personas y administración: por un lado, a las personas que conducen  les recomienda no atender las nuevas tecnologí­as durante el proceso de conducción; y por el otro, solicita a la Administración no reducir los presupuestos destinados a la conservación y mantenimiento de las carreteras, con el fin de contribuir a reducir el importante impacto social que los accidentes generan cada año. 

Así­, FAMMA-Cocemfe Madrid pide a la población que sea consciente de que la Semana Santa es uno de los periodos más conflictivos del año por la multitud de desplazamientos que se producen en un corto espacio de tiempo. Y es que a pesar de las Navidades y el verano, el miércoles previo al Jueves Santo es el dí­a con una mayor concentración de tráfico del año.

La Federación recuerda que aunque la crisis económica ha provocado que en los últimos tiempos los desplazamientos sean menos en número, a causa de la subida del precio de los carburantes y a la retracción económica, hay que tomar las mismas precauciones o más antes de emprender cualquier tipo de viaje. Durante la Semana Santa son frecuentes los desplazamientos cortos que suelen realizarse por carreteras convencionales, y en estas fechas más de la mitad de los accidentes mortales se producen en este tipo de ví­a.

“Por otro lado, en la actualidad está cobrando cada vez más importancia el uso del teléfono móvil como causa principal de los accidentes en carretera, ya que la proliferación de ‘smartphones’ ha puesto a disposición de millones de ciudadanos la posibilidad de estar conectado en todo momento a cada una de las redes sociales que existen”, afirma Javier Font, presidente de Famma-Cocemfe Madrid. “Esto aumenta los despistes provocados por la ‘necesidad’ de leer lo que te han escrito, ver la fotografí­a en la que te han etiquetado,…y así­ un largo etcétera de interacciones que deben dejarse para el momento en el que no estamos conduciendo”.

Las desgracias en la carretera vienen siendo una constante año tras año en nuestro paí­s, pero en los últimos años las iniciativas llevadas a cabo por la Dirección General de Tráfico y la labor del tejido asociativo de personas con discapacidad han convertido a España en el cuarto paí­s miembro de la Unión Europea que más ha reducido la siniestralidad en carretera entre los años 2001 y 2010, registrando un total de 1.730 fallecimientos durante el año 2010.

Además, las lesiones medulares vieron disminuido su número en un 41 por ciento entre los años 2000 y 2009, mientras que los traumatismos craneoencefálicos, en el mismo periodo y por las mismas causas, han caí­do un 61 por ciento. Estas cifras contrastan con la reducción de esas mismas lesiones por otras causas, que ha sido menor, del 13 por ciento en el caso en las lesiones de médula y del 3 por ciento en el caso de los traumatismos.

Aún así­, esta lacra en forma de accidentes de tráfico sigue suponiendo la primera causa de mortalidad entre los jóvenes españoles, un dato más estremecedor si cabe si se tiene en cuenta que en su mayorí­a se trata de colisiones evitables provocadas por la imprudencia y la excesiva confianza a la hora de echarse al asfalto. Además, Famma-Cocemfe Madrid no olvida que esta realidad constituye un auténtico problema que podrí­a reducirse de manera significativa si aplicáramos más medidas de prevención.

En este sentido, desde la Federación se consideraba vital la existencia de una asignatura especí­fica sobre seguridad vial, en todos los tramos educativos.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada