Estudian los beneficios de una…

En la imagen, una paciente con cáncer toma su medicación.Los resultados de un ensayo clí­nico multicéntrico sugieren que los pacientes con una forma de cáncer colorrectal avanzado debido a una versión mutada del gen BRAF podrí­an tratarse con una combinación de tres fármacos, en lugar de con uno solo, como ocurre ahora, de entre los pocos existentes para este tipo de enfermos que hay actualmente en el mercado.

Josep Tabernero, jefe del Departamento de Oncologí­a Médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron y director del Vall d’Hebron Instituto de Oncologí­a (Vhio), en Barcelona, participará este viernes en el 26º Simposio sobre Dianas Moleculares y Terapéutica del Cáncer, que se está celebrando en la Ciudad Condal.

Durante su intervención el doctor Tabernero presentará un estudio que está desarrollando junto con colegas de distintos paí­ses sobre el tratamiento de este tipo de cáncer colorrectal mediante la combinación de un inhibidor de BRAF, llamado encorafenib, con cetuximab, un inhibidor del receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR), así­ como la interacción de estos con o sin un tercer fármaco, alpelisib, que inhibe otra ví­a implicada en el cáncer denominada PI3K.

Estos estudios se están realizando dentro de un ensayo clí­nico de fase I en pacientes con cáncer colorrectal avanzado con mutaciones de BRAF. «Entre los 54 pacientes incluidos en la parte del ensayo para la determinación de dosis observamos que el tamaño de los tumores se redujo en el 23% de los pacientes tratados con encorafenib y cetuximab, y en el 32% de los tratados con una combinación de los tres fármacos, así­ como una estabilización de la enfermedad en el 54-60% de los casos», explica Tabernero.