España lidera un proyecto europeo…

España, a través de Aitiip Centro Tecnológico (Zaragoza), ha coordinado un proyecto europeo de I+D que acaba de concluir y en el que han participado 19 socios de 10 paí­ses con el fin de desarrollar envases de bioplástico no producidos a partir del petróleo que podrí­an comercializarse para productos alimentarios, cosméticos y farmacéuticos.

El proyecto, denominado Dibbiopack, ha concluido después de cuatro años de trabajo y con un presupuesto de 7,8 millones de euros, de los que la Comisión Europea ha aportado 5,7 millones, y fue presentado este lunes en un acto en Madrid. El portavoz de la Representación de la Comisión Europea en España, Dimitri Barua, explicó que este proyecto se encuadra en el 7º Programa Marco (2007-2013) de la UE y recordó que el Ejecutivo comunitario adoptó el pasado mes de diciembre un paquete sobre la economí­a circular con el fin de que el reciclado de residuos de embalajes llegue al 75% en 2030. Barua indicó que el conjunto de medidas aprobadas por la Comisión Europea sobre reducción de residuos, el diseño ecológico y la reducción de materiales podrí­an aportar a las empresas de la UE un ahorro de 600.000 millones de euros, lo que equivale al 8% del volumen anual de negocio. Añadió que los bioplásticos necesitan un marco legislativo adecuado e incentivos para que los productos de origen biológico, como los bioplásticos, “se puedan comercializar en las mismas condiciones en toda Europa”. Por su parte, Ví­ctor Peinado, responsable técnico de Dibbiopack y miembro de Aitiip Centro Tecnológico, señaló que el proyecto comenzó en 2012 y “ahora está alineado” con la polí­tica sobre la economí­a circular de la UE, y apuntó “el problema medioambiental que supone que el 40% de los envases mundiales estén hechos en envases de plástico, tanto rí­gidos como flexibles”.