En marcha el primer ensayo…

Un grupo de pacientes, en la imagen, participa en un ensayo clí­nico.Un equipo de investigadores de la Clí­nica Universidad de Navarra participa en el primer ensayo clí­nico internacional para desarrollar un nuevo fármaco inmunoterápico contra el glioblastoma, «el tumor cerebral más agresivo».

Los investigadores navarros forman parte de uno de los cuatro únicos centros españoles que participan en la investigación del fármaco, el anticuerpo monoclonal ‘anti-PD1’ denominado ‘nivolumab’ y producido por la compañí­a biofarmacéutica Bristol-Myers Squibb. Este medicamento ha sido usado ya en tratamientos contra el melanoma metastásico. «Con este ensayo clí­nico se quiere conocer si el bloqueo que ejerce el nivolumab sobre un receptor celular supresor del sistema inmunitario, llamado PD-1, tiene actividad en glioblastoma y si este medicamento puede abrir un nuevo planteamiento con inmunoterapia en este tumor», señaló el especialista del Departamento de Oncologí­a Médica de la Clí­nica, el doctor Alfonso Gúrpide.

A través de un comunicado, la Clí­nica Universidad de Navarra destacó que el tratamiento convencional del glioblastoma consistió en la cirugí­a seguida de radioterapia y la administración de otro compuesto, temozolomida. No obstante, en la mayorí­a de los casos el tumor vuelve a crecer y el fármacos más utilizado como uso compasivo es bevacizumab.

«El nivolumab es una inmonuglobulina monoclonal, completamente humana, que actúa en la membrana celular de los inhibidores, es decir, de las moléculas que regulan la modulación del sistema inmune» describió Gúrpide, quien reseñó que el objetivo del ensayo es evaluar la eficacia del nuevo fármaco «frente al tratamiento de referencia habitual con bevacizumab». «El bloqueo del punto de control inmunitario es un planteamiento terapéutico que está avanzando rápidamente en el campo de la inmunooncologí­a. El tratamiento con agentes experimentales que se dirigen contra este mecanismo de freno inmunitario ha demostrado ya regresiones en varios tipos de cáncer», concluyó el doctor Gúrpide.