El vino y las uvas…

Un estudio liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Cientí­ficas (CSIC) ha demostrado la capacidad de los compuestos polifenólicos presentes en las uvas y en el vino para combatir el patógeno que causa el cáncer de estómago y la úlcera gastroduodenal. También ayudarí­an a erradicar la caries. Los ensayos realizados han demostrado que los compuestos fenólicos presentes en la uva y el vino poseen propiedades antimicrobianas frente a bacterias responsables de procesos inflamatorios e infecciosos tanto del intestino como de la cavidad bucal. En concreto, los cientí­ficos han constatado efectos beneficiosos frente a las bacterias Helycobacter pylori y Campylobacter jejuni, responsables de la mayorí­a de las úlceras y de algunos tipos de gastroenteritis. También resultan beneficiosos frente a la bacteria Streptococcus, responsable de infecciones odontológicas como la caries. En este sentido, el Instituto de Ciencia, Tecnologí­a de Alimentos y Nutrición (ICTAN) ha descubierto que ciertas bacterias lácticas del intestino metabolizan los compuestos fenólicos del vino, produciendo otros compuestos bioactivos saludables que podrí­an reducir procesos inflamatorios o metabólicos no deseables. El poder antimicrobiano de estos compuestos naturales, junto a una dieta adecuada, puede ser una alternativa o complemento al tratamiento con antibióticos de determinadas úlceras gástricas y gastroenteritis. En cuanto a los efectos beneficiosos contra la bacteria Streptococcus, los extractos presentes en la uva y el vino contribuyen a inhibir en un 80% la actividad enzimática de la bacteria involucrada en la formación de la caries. Podrí­an por tanto ser utilizados en colutorios como alternativa al fluor. Por el momento, la investigación solo se apoya en ensayos in vitro. «Faltan los ensayos clí­nicos, pero se ha abierto una nueva ví­a de estudio”, explica el investigador Alfonso Carrascosa. A su juicio, “lo importante es que somos capaces de encontrar soluciones a problemas potencialmente graves”. Gracias a esta investigación, el CSIC ha registrado en colaboración con el Hospital de la Princesa de Madrid una patente de uso de compuestos fenólicos para el tratamiento de patologí­as causadas por la bacteria Helicobacter Pylori.