El Vall d'Hebron realiza su…

El Hospital Vall de Hebron de Barcelona ha realizado con éxito su segundo transplante de cara a un paciente afectado desde hací­a 20 años por una deformación progresiva de los tejidos faciales y que le comportaba graves problemas de visión, habla y sangrados, «algo que poní­a en riesgo su vida».

Un equipo multidisciplinar de 45 profesionales llevó a cabo la intervención, que ha sido presentada este lunes en rueda de prensa por el gerente, Vicení§ Martinez; la coordinadora de trasplantes, Teresa Pont, y el jefe del Servicio de Cirugí­a Plastica y Quemados, Joan Pere Barret. La operación duró 27 horas y al paciente se le trasplantaron los dos tercios inferiores de la cara, el cuello, la boca, la lengua y la faringe, un trabajo que ha consolidado el centro como uno de los referentes mundiales pues es la primera vez en el mundo que se realiza un trasplante de esta complejidad. El paciente habí­a sido valorado en diferentes hospitales internacionales como la Clí­nica Mayo o Harvard pero le consideraron inoperable. Dada la evolución de su enfermedad, el Equipo de Trasplante de Cara de Vall d’Hebron consideró que la única opción de tratamiento era extirparle el tumor y los tejidos deformados, y reconstruirle el rostro con un trasplante de cara. Tras la intervención, realizada en febrero, la evolución del paciente ha sido satisfactoria, similar a la de cualquier paciente trasplantado. Durante las semanas posteriores, realizó rehabilitación y le ajustó progresivamente la toma de inmunosupresores. Buena parte del hospital ha participado en este caso, desde Cirugí­a Plástica, Anestesia, Trasplante Hepático, Neurorradiologí­a intervencionista o Cuidados Intensivos, durante la operación, a personal de enfermerí­a y auxiliares de la Unidad de Quemados, el Servicio de Rehabilitación, el de Nutrición y Dietética o Psiquiatrí­a.