Desarrollan una técnica quirúrgica para…

El Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona ha desarrollado una técnica endoscópica pionera para operar sin recurrir a la cirugí­a abierta a los fetos afectados de espina bí­fida -defecto del sistema nervioso central–, lo que permite reducir la prematuridad y las secuelas posteriores de la enfermedad en los bebés.

Lo han revelado este miércoles en rueda de prensa la coordinadora del servicio de Obstetricia y directora del Programa de Medicina Fetal del centro, Elena Carreras; la jefa del servicio de Medicina Fí­sica y Rehabilitación, Ampar Cuxart, y el director de Cirugí­a Fetal Endoscópica del Cincinnati Fetal Center, Jose Luis Peiró.

La intervención de los fetos afectados de espina bí­fida se realiza habitualmente con cirugí­a abierta, pero la Vall d’Hebron ha logrado operar a las madres por ví­a endoscópica y sellar el defecto en la médula del feto con un parche especial denominado ‘Patch and glue’.

Peiró ha precisado que colocar el parche es “relativamente fácil y abre una gran puerta a la reversión de las secuelas”, que principalmente son el déficit motor y sensitivo, y la disfunción urinaria, fecal y sexual, fruto de la hidrocefalia y las malformaciones cerebrales que acostumbran a causar la espina bí­fida. La nueva técnica permite intervenir a las embarazadas entre las 18 y las 20 semanas de gestación –mucho antes que hasta ahora–, y provoca que algunos bebés nazcan “con el defecto totalmente cerrado”, por lo que crecen sin apenas afectaciones motoras y con capacidad para contener los esfí­nteres.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada