El Servicio Extremeño de Salud…

Seiscientos mil euros es la cantidad que un matrimonio reclamaba al Servicio Extremeño de Salud (SES) como indemnización por la discapacidad que sufre su hijo, culpa a su juicio de la deficiente asistencia sanitaria dispensada en el Hospital Virgen del Puerto de Plasencia. El caso ha sido estudiado por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Extremadura, que ha exculpado al personal sanitario.

La madre del niño fue atendida por el SES en el año 2006. Se trataba de una mujer de 34 años que esperaba su segundo hijo, y tení­a una embarazado que se podí­a calificar de normal. El 23 de octubre fue derivada por la matrona de atención primaria al servicio de Urgencias del Hospital Virgen del Puerto de Plasencia al tener una tensión arterial elevada. Fue atendida en Urgencias.

El 30 de octubre la paciente fue sometida a un nuevo estudio, el 31 se le practicó un nuevo NST que arrojaron resultados dentro de la normalidad.

La sentencia señala que el 2 de noviembre ingresó la paciente en el servicio de Urgencias del Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres, y se le hizo la cesárea. El niño sufre diversas patologí­as, como parálisis cerebral infantil. Se le ha reconocido una minusvalí­a del 49 por ciento.

La Sala de lo Contencioso evalúa que todos los informes periciales, salvo el aportado por los padres, consideran que la actuación sanitaria fue correcta, tanto en la asistencia inicial a la madre, como en la posterior al recién nacido.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada