El paro 'golpea' a las…

Casi un tercio de las supervivientes de cáncer de mama que estaba trabajando cuando comenzó el tratamiento se encontraba en paro cuatro años después. Las mujeres que recibieron quimioterapia fueron las más afectadas, según los resultados de un nuevo estudio del ‘Comprehensive Cancer Center’ de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor, Michigan, Estados Unidos, y cuyos resultados publica la revista ‘Cancer’.

Los investigadores analizaron a mujeres en Detroit y Los íngeles que habí­an sido diagnosticadas con cáncer de mama en estadio precoz, centrando la muestra en 746 que informaron que tení­an trabajo en el momento en que fueron diagnosticadas del tumor. Las participantes fueron encuestadas unos nueve meses después del diagnóstico y luego se les volvió a entrevistar unos cuatro años más tarde. En general, el 30 por ciento de estas mujeres trabajadoras dijo que ya no estaba trabajando a los cuatro años y aquellas que recibieron quimioterapia fueron más propensas a no estar trabajando cuatro años después de que se les diagnosticara la enfermedad.

Por último, muchas de ellas dijeron que querí­an trabajar: el 55 por ciento de las que estaban desempleadas afirmó que le parecí­a importante trabajar y el 39 por ciento señaló que estaba buscando activamente un empleo. Las que no estaban trabajando fueron significativamente más propensas a asegurar que estaban en peor situación financiera.