El Parlamento Europeo intenta reducir…

En la imagen, instalaciones de la Eurocámara.

El Parlamento Europeo bloqueó este miércoles un proyecto de ley que mantení­a el lí­mite de azúcar en los alimentos para bebés en el triple de lo indicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS recomienda limitar el consumo de azucares libres a menos del 10% de la ingesta calórica total, y la propuesta de la Comisión establecí­a que los azúcares podrí­an seguir representando hasta el 30% del aporte energético de los alimentos para bebés. Los eurodiputados consideran que, para proteger a los lactantes y niños pequeños contra la obesidad, la Unión Europea debe reducir el contenido máximo de azúcar. El eurodiputado del Grupo de los Verdes, Keith Taylor, declaró que el bloqueo fue «un paso importante para asegurar que la normativa comunitaria sobre alimentos infantiles tienen la salud como prioridad principal, ya que autorizar un contenido tan alto de azúcar en los alimentos, sobre todo a edades tan tempranas, contribuirí­a a la obesidad infantil y puede afectar al desarrollo de las preferencias gustativas de los niños». La Cámara subraya que la iniciativa de la Comisión es «contraria a todas las recomendaciones sanitarias de la OMS y de los comités cientí­ficos en los Estados miembros que abogan por reducir significativamente la ingesta total de azúcar». Por último, los eurodiputados consideran que la pobreza de la dieta es «con diferencia la principal causa subyacente de enfermedades y muerte a nivel global, por delante del tabaco, el alcohol y la falta de actividad fí­sica juntas,» por lo tanto, «el nivel máximo de azúcar permitido debe rebajarse sustancialmente en consonancia con las recomendaciones de la OMS».