El papel del médico en…

El doctor Vicente Pallarés, miembro de la Sociedad Valenciana de Hipertensión y Riesgo Vascular, afirmó hoy que para un óptimo tratamiento de la hipertensión, el reto de los especialistas es aprender a “prescribir mejores estilos de vida y que los pacientes apliquen lo que ya saben” en cuanto a hábitos saludables.

Pallarés participó este jueves en Valencia en la XXI Reunión Anual de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-Lelha), en una sesión sobre el papel del médico en el tratamiento de la hipertensión, junto al doctor Miguel íngel Prieto. La escasez de tiempo o la saturación de las consultas son algunos de los factores que, según el doctor Pallarés, experto en hipertensión, hacen que no se disponga “del tiempo suficiente que cada paciente necesita” para el correcto tratamiento y seguimiento de la hipertensión arterial. Aprender, por parte de los médicos, a gestionar este tiempo y “a culturizar mejor a la población en salud” son algunos de los aspectos más importantes en un factor de riesgo, la hipertensión, que tiene “una enorme variabilidad” entre pacientes, afirmó. “No hay dos pacientes iguales, la respuesta al mismo tratamiento en dos pacientes puede ser totalmente divergente”, añadió. Según Pallarés, esta variabilidad, recurrente en las personas con hipertensión, hace que “más de la mitad de los pacientes no respondan al perfil tipo que se describe en las guí­as clí­nicas”, y convierte por tanto el papel del médico en fundamental para el correcto -y diferenciado- tratamiento de cada uno de ellos. ENSEí‘AR A CUIDARSE Las guí­as, afirmó, “son documentos prácticos, que no pueden recoger todos los supuestos”, por lo que es importante que el médico extraiga el “mensaje oculto” contenido en las mismas. “Nos hemos dedicado a tratar y tratar”, prosiguió, y “nos hemos preocupado poco por enseñar a cuidarse”. El mensaje fundamental es que todos los que se dedican a este campo de la salud (medicina, enfermerí­a, farmacéutica”¦) deben “aprender a prescribir mejores estilos de vida”, y que los pacientes “apliquen correctamente lo que ya saben en cuanto a hábitos saludables”. Este papel fundamental del médico en el tratamiento de personas con hipertensión arterial protagoniza una de las sesiones de la XXI Reunión anual de SEH-Lelha que está teniendo lugar en Valencia y que reúne a alrededor de 2.000 expertos en el campo de la hipertensión. Miguel íngel Prieto, ponente junto al doctor Pallarés en dicha sesión, afirmó que “las guí­as dan respuesta generalmente a los í­tems u objetivos que plantean los ensayos clí­nicos”, y “existen multitud de realidades que no suelen enmarcarse en dichos ensayos», porque aunque suponen “la realidad del médico de atención primaria”, no se corresponden con “los grandes inputs de mortalidad o morbilidad” relacionadas con este factor de riesgo. Por ello, en opinión de este especialista, “es fundamental la aplicación del sentido común”, ya que la formación como médico “aporta multitud de conocimiento, pero es el sentido común lo que debe guiar nuestras decisiones”.