El observatorio de agresiones registró…

Lesiones, amenazas, coacciones, maltrato, hurto, injurias y/o vejaciones centran la mayor parte de las 1.714 agresiones que, en toda España, han sufrido los médicos en el ejercicio de su profesión en los cuatro últimos años, según datos del Observatorio de Agresiones de la Organización Médica Colegial, un organismo puesto en marcha por la corporación hace cuatro años para conocer la realidad y trabajar en la prevención y abordaje de este problema que sufre los profesionales sanitarios.

En marzo se hicieron públicos los datos de 2013 sobre los casos de violencia registrados ascendieron a 354 frente a los 416 del año anterior, lo que supone una disminución del 15 por ciento. De ellos, un 18 por ciento acabó con lesiones. Esta tendencia descendente pone en valor el trabajo de estos cuatro años de actividad del Observatorio de Agresiones que la OMC y los 52 colegios de médicos de toda España pusieron en marcha a raí­z de la muerte, en 2009, de la Dra. Marí­a Eugenia Moreno, una residente de 34 años que fue asesinada por un paciente cuando se encontraba trabajando en el centro de salud de Moratalla (Murcia).

 

Las acciones del Observatorio están encaminadas, en primer lugar, a evitar en la medida de lo posible estas agresiones que, además de repercutir gravemente en la salud y en la calidad de vida del profesional agredido, afecta de forma sustancial a la actividad sanitaria, uno de los pilares básicos de nuestra sociedad del bienestar.

Por último, desde el Observatorio se sigue trabajando para que las agresiones a sanitarios sean consideradas como violencia social, contemplando la consideración de delito contra la autoridad y que sean penadas con los mismos criterios en todas las CCAA, con la misma consideración tanto si el ámbito donde se producen es público o privado. Por ello está promoviendo un cambio legislativo para evitar este agravio comparativo y, más teniendo en cuenta que una de cada diez agresiones registradas se produce en el ámbito privado.