El número de mayores en…

En la imagen, un mayor juega con un niño y ejercita sus habilidades cognitivas.En España hay cerca de 400.000 personas mayores de 90 años, según las estimaciones del Instituto Nacional de Estadí­stica. Esta cifra, en 2050, podrí­a llegar a multiplicarse por cuatro. Por ello, la Fundación del Cerebro, junto con Bial, y con el aval de la Sociedad Española de Neurologí­a, han desarrollado un decálogo con las claves para llegar con buena salud mental a estas edades.

Los pasos se pueden resumir en llevar una vida saludable, pero desglosándolos, por ejemplo, se destaca la dieta saludable baja en azúcares refinados y en grasas saturadas y rica en verduras y pescados. Relacionado con ello, también, evitar la diabetes y la hiperglucemia y controlar la tensión arterial. El ejercicio fí­sico también resulta fundamental, así­ como evitar el sobrepeso. Pero la actividad también debe ejercerse de forma intelectual: leer, bailar, escuchar música, acudir al cine y al teatro, conversar, practicar idiomas… así­ como practicar en actividades de grupo.

Evitar los tóxicos es otra de las cuestiones, haciendo hincapié en el consumo de alcohol y tabaco. También lo son prevenir accidentes, sobre todo de tráfico (con el cinturón de seguridad y el casco) y tener una actitud positiva frente a la vida, teniendo el buen humor y la risa como mejor aliado. Los expertos recuerdan que en España hasta un 16% de la población puede padecer algún trastorno neurológico. Las patologí­as neurológicas más frecuentes son la migraña, el Ictus, enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson y la epilepsia.

Sin embargo, el doctor David A. Pérez Martí­nez, director general de la Fundación del Cerebro, asegura que “mantener una dieta equilibrada, mantenerse activo fí­sicamente y participar en actividades sociales, son algunas de las claves para ayudar a nuestro cerebro a mantenerse activo y que favorecerán nuestra salud en el futuro”. Aunque la genética juega un papel importante en el desarrollo de determinadas enfermedades, el estilo de vida puede repercutir en el riesgo de desarrollar enfermedades neurológicas. El doctor Martí­nez recuerda que “los malos hábitos en edades medias de la vida pueden tener su repercusión décadas después generando problemas cerebro-vasculares o incrementando el riesgo de demencia”.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada