El Hospital Nacional de Parapléjicos…

Imagen del genomaEl laboratorio de Fisiopatologí­a Vascular y la Unidad de Proteómica del Hospital Nacional de Parapléjicos, cuya responsable es la doctora Marí­a Eugenia Barderas, junto con el Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Dí­az de Madrid, dirigido por el doctor Fernando Vivanco, forman el ‘Nodo-Madrid-Toledo’ de investigación dentro del proyecto Proteoma Humano.

Se trata de un ambicioso estudio a nivel internacional cuyo principal objetivo consiste en la identificación y cuantificación de todas las proteí­nas codificadas por los más de 20.000 genes que componen el genoma humano, tanto en tejidos normales como en patológicos, ha informado la Junta en nota de prensa.

Según la responsable de laboratorio de Fisiopatologí­a Vascular de este centro especializado en lesión medular que gestiona el Gobierno de Castilla-La Mancha, el proyecto tiene una doble vertiente, por un lado “la descripción completa del proteoma que nos permita obtener un conocimiento profundo de la biologí­a del ser humano y, por otro, una dimensión práctica destinada a lograr un mejor entendimiento de enfermedades complejas de gran prevalencia en la población, como el cáncer, la diabetes, obesidad, las enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas, osteoarticulares, infecciosas, entre otras”.

El ‘Nodo-Madrid-Toledo’ identificará y cuantificará las proteí­nas en las distintas estirpes celulares del organismo humano implicadas en enfermedades cardiovasculares y neurológicas dentro de un cromosoma que aún está pendiente de asignación por parte de la Human Proteome Organization (HUPO), organismo internacional que coordina este ambicioso estudio.

Para este fin, el Hospital Nacional de Parapléjicos aporta el equipo humano y tecnológico necesario, en particular un espectrómetro de masas, conocido como Triple Quadrupolo y un LTQ-Orbitrap.

La doctora Barderas ha destacado la trascendencia cientí­fica del conocimiento del Proteoma Humano “que supondrá un gran paso adelante para la Biologí­a y la Medicina del siglo XXI, consecuencia directa del conocimiento del Genoma Humano”.

Esta investigadora ha explicado que “más del 90% de las dianas farmacológicas son proteí­nas que aparecen en los principales lí­quidos biológicos de interés clí­nico, suero y orina”. “Además, estos fluidos biológicos se utilizan para el diagnóstico ya que contienen fundamentalmente proteí­nas”, ha agregado.