El Hospital Nacional de Parapléjicos…

En la imagen, pista de tenis del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.

La Fundación Emilio Sánchez Vicario y la Fundación Mutua Madrileña presentaron el pasado viernes la nueva pista de tenis del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, que ha podido construirse gracias a la aportación de 30.000 euros por parte de la fundación aseguradora.

Precisamente, por un lado, la Fundación Mutua Madrileña destinó 20.000 euros a este fin el pasado mes de enero como parte su I Convocatoria de Ayudas a la Acción Social. A dicha cantidad se unieron también los 10.000 euros que logró recaudar a través de una rifa solidaria en el Mutua Madrid Open de Tenis en mayo de 2013, en la que participaron muchos de sus mutualistas. El acto de presentación contó con el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, D. José Ignacio Echániz; el director gerente del Hospital, D. Francisco Marí­; el director general de la Fundación Mutua Madrileña, D. Lorenzo Cooklin; y el presidente de honor de la Fundación Emilio Sánchez Vicario, D. Emilio Sánchez Vicario. José Ignacio Echániz, consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, destacó que «todos somos conscientes de los beneficios que nos aporta la práctica deportiva en términos de mejora de la salud, del bienestar general, de la capacidad de superación o de autonomí­a personal, factores todos ellos que en el caso de las personas con discapacidad se convierten en fundamentales».

Del mismo modo, el director del hospital, Francisco Marí­, señaló que «la construcción de esta pista supone recuperar los espacios exteriores del hospital y poder disponer de una instalación para el uso de los pacientes en una actividad que tiene mucho que ver tanto con su rehabilitación como con la iniciación al deporte». En su discurso, Lorenzo Cooklin, director General de la Fundación Mutua Madrileña afirmó que «para nosotros es una gran satisfacción poder haber hecho realidad este proyecto a través de nuestras iniciativas de apoyo a la acción social. Queremos contribuir a que las personas con cualquier tipo de discapacidad mejoren sus habilidades y capacidades y se integren plenamente en la sociedad, y por ello hemos apoyado este programa». Emilio Sánchez Vicario, presidente de honor de la Fundación Emilio Sánchez Vicario aseguró «estoy muy feliz por poder inaugurar esta instalación, es un gran orgullo para la Fundación haberlo conseguido, y más en los tiempos que corren. Espero que con esta escuela se puedan beneficiar muchos chicos y consigamos poco a poco concienciar a la opinión publica que no todo son historias tristes o de crisis».

Por último, el acto de presentación de la nueva pista incluyó un clí­nic de tenis en silla de ruedas impartido por monitores de la Fundación Emilio Sánchez Vicario con varias de las personas afectadas por alguna discapacidad motriz que han tomado parte en este programa desde la temporada pasada.