El Gobierno inicia su batalla…

Imagen de recetas en una farmaciaEl Gobierno ha optado, finalmente, por acudir al Tribunal Constitucional para que sea este quien dirima sobre la capacidad, o no, de las autonomí­as para implantar el pago del euro por receta. Además, tiene previsto solicitar en el recurso la suspensión cautelar del cobro del euro por receta, con lo que la medida quedarí­a en suspense tanto en Cataluña (donde se aplica desde junio) como en Madrid (que iba a comenzar en enero).

El próximo 23 de diciembre acaba el plazo para presentar el recurso. Hasta entonces, solo quedan dos consejos de ministros en los que tomar la decisión de presentar un recurso: el de hoy mismo y el del dí­a 21 de este mes. Para el dí­a 20 hay prevista una reunión de la Comisión Interterritorial de Sanidad pero, según fuentes del Ministerio de Ana Mato, lo más previsible es que el Consejo de Ministros saque adelante hoy el recurso.

El Ejecutivo de Rajoy se basará, fundamentalmente, en el informe del Consejo de Estado que señaló la inconstitucionalidad de la medida porque invade la competencia exclusiva del Estado y porque introduce un factor de desigualdad en el acceso a los fármacos entre las autonomí­as.

El Gobierno cuenta con el informe del Consejo de Estado desde junio, poco después de que Cataluña anunciara la adopción de esta medida, que afecta a los medicamentos que cuesten más de 1,67 euros con exención para los perceptores de una pensión no contributiva o de la renta mí­nima de inserción. En octubre, la Comunidad de Madrid anunció su intención de seguir la senda de Cataluña y aplicar este copago a los medicamentos.

El consejero de Sanidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha defendido hace unos minutos en TVE que la medida «está dentro de nuestras competencias». El consejero considera el copago farmacéutico como «necesario» y ha justificado que en Cataluña ya se ha demostrado que la dispensa de medicamentos se ha rebajado. «Estaremos encantados de buscar fórmulas de entendimiento», ha dicho, en el caso de que el Gobierno abra una comisión negociadora, al igual que hizo con Cataluña.

Con la intención de no llegar al recurso del Constitucional, el Gobierno y la Generalitat de Cataluña han mantenido varias reuniones, a través de la comisión bilateral. La última se celebró el miércoles y durante la negociación, el euro por receta fue uno de los asuntos en los que la administración que preside Artur Mas se mostró más reacio.

Durante estos meses no ha habido avances en la negociación y el plazo se ha ido agotando y concluye el próximo 23 de diciembre, cuando sólo quedan dos consejos de ministros en los que se pueda tomar la decisión de presentar un recurso ante el TC: el de hoy mismo y el del dí­a 21 de este mes.

«El modelo del Gobierno no es este», señaló la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamarí­a hasta en tres ocasiones, al ser preguntada por la valoración del Ejecutivo ante la medida, después de que fuera anunciada por el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.