El fuego olí­mpico viaja a…

AntorchaLas Paraolimpiadas calientan motores y  ya se han prendido las cuatro antorchas que viajan hacia Londres para dar el pistoletazo de salida del evento el 29 de agosto. Se han encendido desde los picos más altos de cada uno de los Reinos que conforman la Gran Bretaña: Londres, por Inglaterra; Belfast, por Irlanda del Norte;  Edimburgo, por Escocia y Cardiff por Gales.

El objetivo de estos prendidos es que el próximo martes se juntarán en una antorcha en Stoke Mandeville (Aylesbury, sureste de Inglaterra). El tradicional sí­mbolo del deporte será portado por cinco monitores de aeróbic discapacitados. Un trayecto que durará, previsiblemente, 24 horas y finalizará en el Estadio Olí­mpico de Stratford. Su recorrido contrasta con el de la antorcha de los Juegos Olí­mpicos, que viajó cerca de 13.000 kilómetros a lo largo de Inglaterra, Escocia, Irlanda del Norte y Gales, desde el 18 de mayo al 27 de julio.

Sus cinco portadore proceden de distintas zonas de Londres, padecen distintos grados de parálisis por lesiones en la médula espinal y han sido designados por la organización benéfica «Aspire Trust» por ser un «ejemplo» para otros discapacitados. «Cada uno de ellos ha logrado desarrollar sus propias habilidades porque tienen un deseo auténtico de usar su experiencia para ayudar a los demás», subrayaron desde la asociación.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada