El desafí­o dorado de un…

Khamis practicandoMultimedallista en competiciones árabes e internacionales, Khamis Zaqout, atleta palestino de Gaza, espera llevarse el oro en los Juegos Paralí­mpicos, que comienzan hoy miércoles en Londres, a pesar de sus dificultades cotidianas para entrenar.

Este padre de nueve hijos que vive en el campo de refugiados de Khan Youní¨s, en la zona sur de la franja de Gaza, se clasificó para tres pruebas: lanzamiento de bala, de disco y de jabalina.

Trabajador de la construcción, Zaqout, de 47 años, fue ví­ctima de un grave accidente en 1992 en Israel, del que quedó parcialmente paralizado.

En un centro de rehabilitación de Ramala (Cisjordania) necesitó varios años para aprender a moverse con su discapacidad.

Fue entonces cuando empezó a jugar a básquetbol y a nadar. “Era muy bueno jugando a básquetbol y me nombraron capitán del equipo palestino”, explicó con orgullo.

Sin embargo, pronto se decantó por el atletismo. Después de dos décadas de entrenamientos, durante las cuales participó en múltiples torneos internacionales, Zaqout hizo realidad su sueño al conseguir una plaza olí­mpica en Dubai, donde realizó una actuación memorable.

“Establecí­ un nuevo récord mundial en lanzamiento de bala, a una distancia de 11,40 metros”, explicó el atleta, que espera repetir hazaña en Londres.

Palestina nunca obtuvo una medalla en unos Juegos Olí­mpicos, pero ganó dos metales de bronce y uno de plata en los Paralí­mpicos, dos de ellas en lanzamiento de bala.

Este año, Khamis Zaqout estará acompañado por otro atleta, el palestino Mohammed Fannouna, de 32 años, con discapacidad visual, que participará en salto de longitud, prueba en la que ganó la medalla de bronce en Atenas-2004 con un salto de 6,59 metros.

En la cita londinense, Fannounna también tomará parte en los 100 y los 200 metros y en lanzamiento de jabalina.

El éxito de estos dos atletas es tan meritorio como la lucha diaria de los deportistas de Gaza para poder entrenarse, faltos de equipamientos deportivos, en un enclave sometido al bloqueo israelí­ desde 2006.

“No gozamos de los derechos fundamentales de cualquier atleta”, se lamentó Zaqout, al que las autoridades israelí­es prohibieron viajar a Jerusalén y a Ramala para participar en una ceremonia festiva organizada por el Reino Unido con motivo de los Juegos Paralí­mpicos.

“No tenemos equipamientos deportivos adecuados ni suficientes instalaciones de entrenamiento o incluso sillas de ruedas. Cada atleta deberí­a tener al menos 10 jabalinas. Nosotros solo tenemos cuatro para seis lanzadores y solo cinco discos cuando necesitarí­amos, por lo menos, 20”, recordó.

Antes de marcharse a Londres el jueves, los palestinos pudieron entrenarse en Catar. “Sé que no es suficiente, habrí­amos necesitado, como mí­nimo, dos meses para prepararnos”, estimó Zaqout.

Para él, lo esencial es “mostrar al mundo que los palestinos con discapacidad pueden valerse por sí­ mismos”.

“Los palestinos pueden conseguir lo que quieran, a pesar de las dificultades de la ocupación y del bloqueo de los israelí­es y es lo que demostramos a través de nuestra participación en los Juegos Paralí­mpicos”, concluyó.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada