Europa pide que se limite…

«Las autoridades públicas españolas deben poner todo su esfuerzo en evaluar y limitar el impacto negativo de los recortes presupuestarios en las personas más vulnerables, sobre todo, en el caso de las niñas y niños, así­ como en las personas con discapacidad y sus familias». Es lo que reiteró el comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks, en su reciente visita de cinco dí­as a España, en la que pudo conocer la situación del colectivo.

Precisamente, en este sentido, Muiznieks destacó la labor y el activismo del movimiento asociativo de la discapacidad en nuestro paí­s y su diálogo y estrecha colaboración con los poderes públicos. Según indicó, «se han dado pasos muy importantes en la última década en cuanto a la conquista de derechos de las personas con discapacidad, a la luz de la Convención de la ONU».

Sin embargo, también reconoció que es necesario tener presente el impacto negativo que la crisis y los recortes presupuestarios suponen en el ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad, especialmente en lo que respecta a su autonomí­a personal y al acceso a bienes y servicios públicos.

Por último, el comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa pudo conocer durante su visita en España, de la mano del Cermi, los datos «más relevantes» en materia de discapacidad en todos sus ámbitos (educación, empleo, sanidad, etc.), en el marco de la campaña de contestación activa que el Comité ha puesto en marcha para avanzar en los derechos de las personas con discapacidad ante la situación de crisis actual.
Además, Muiznieks se comprometió a elaborar un informe el próximo mes de octubre, fecha a partir de la cual se iniciará un proceso de seguimiento del mismo que culminará con una nueva visita dentro de dos años, con el objetivo de analizar el grado de cumplimiento de las sugerencias contenidas en dicho documento.