El 81% de las personas…

El 81% de las personas mayores con conocimientos tecnológicos quieren vigilar su salud con herramientas digitales, según ha mostrado una encuesta realizada por Accenture a 9.015 personas mayores de edad pertenecientes a Alemania, Australia, Brasil, Canadá, España, Estados Unidos, Francia, Inglaterra y Singapur, incluyendo a 220 españoles mayores de 65 años.

Asimismo, el estudio ha desvelado que al 78 por ciento le gustarí­a tener recordatorios electrónicos sobre sus tratamientos y al 87 por ciento le gustarí­a pedir las citas médicas por Internet. El número de personas mayores en España está aumentando y muchos de esos ciudadanos son usuarios activos de Internet. Además, la Comisión Económica de las Naciones Unidas estima que el uso de Internet se ha triplicado desde 2006 entre las personas con edades por encima de los 60 años.

En este sentido, la investigación de Accenture ha indicado que el 57 por ciento de estos ciudadanos controla sus propios indicadores de salud, como el peso o la presión sanguí­nea, y que más de uno de cada tres (38%) hace un seguimiento de la información en su historia clí­nica. «Del mismo modo que utilizan Internet para operaciones bancarias, compras, ocio y comunicaciones, las personas mayores también quieren controlar de forma virtual determinados aspectos de sus servicios sanitarios. Eso significa que los sistemas de salud deben ofrecer más opciones digitales si quieren ayudar a estos pacientes a vigilar su salud fuera de la consulta del médico», ha comentado el managing director de Accenture para el sector sanitario, Baltasar Lobato.

Por otra parte, la gran mayorí­a de las personas de la tercera edad encuestadas (91%) asegura que considera importante tener acceso a su información sanitaria, pero apenas una tercera parte puede acceder actualmente a sus historias clí­nicas. Del mismo modo, al 79 por ciento de los encuestados le gustarí­a tener la posibilidad de renovar sus recetas por medios electrónicos, pero a dí­a de hoy solo puede hacerlo el 23 por ciento. Y, por último, la mayorí­a (68%) querrí­a poder comunicarse por correo electrónico con su servicio sanitario, aunque solo el 16 por ciento dispone de esta opción. «Cada vez son más las personas mayores que utilizan tecnologí­as digitales, por lo que los sistemas de salud deberí­an plantearse el papel que puede desempeñar Internet para que el acceso a los servicios sanitarios sea más sencillo para pacientes de todas las edades», ha zanjado Lobato.