El 80% de los casos…

Ocho de cada diez casos de cáncer de ovario se diagnostican en estadios avanzados de la enfermedad, según la Asociación de Afectados Por Cáncer de Ovario (Asaco) quien reivindica la necesidad de fomentar más campañas de concienciación sobre este tipo de cáncer a través de las cuales se sensibilice a la mujer y profesionales sanitarios sobre sus sí­ntomas.

El 80 por ciento de los casos de cáncer de ovario se diagnostican en estadios avanzados de la enfermedad, por ello, la Asociación de Afectados Por Cáncer de Ovario (Asaco) ha reivindicado la necesidad de fomentar más campañas de concienciación sobre este tipo de cáncer a través de las cuales se sensibilice a la mujer y profesionales sanitarios en torno a sus sí­ntomas.

Esta organización ha publicado una infografí­a en su página web y redes sociales basada en Informe «El Cáncer de Ovario en España», en la que se recogen las claves y prioridades del cáncer de ovario en España, y que difundirá el próximo 4 de febrero con motivo del Dí­a Mundial del Cáncer.

En la infografí­a se pone de manifiesto que factores asociados a hábitos de vida tales como el tabaquismo, obesidad o la edad avanzada, así­ como asociados a aspectos reproductivos como que nunca hayan dado a luz, son «los principales factores de riesgo de cáncer de ovario».

En cuanto al tratamiento, varí­a para cada mujer según sea su situación clí­nica y el estadio del tumor, siendo la intervención quirúrgica clave y con un doble objetivo: diagnóstico y terapéutico. «El éxito de la primera intervención quirúrgica tiene un impacto claro en la supervivencia de las pacientes», han señalado desde Asaco. «El tratamiento pretende eliminar la enfermedad residual microscópica con el fin de evitar la reaparición del cáncer cuando no se consiguió la resección completa, reducir y eliminar la enfermedad residual macroscópica», han explicado.

Han indicado también que el cáncer de ovario es una enfermedad muy quimiosensible por lo que la mayorí­a de las pacientes recibe un tratamiento de quimioterapia tras la cirugí­a. Además, «puede realizarse el tratamiento mediante terapias biológicas, que, en combinación con la quimioterapia, puede prolongar tiempo en el que la enfermedad está controlada», han añadido.