El 64% de pacientes sufre…

Investigadores en laboratorio

El 64 por ciento de los pacientes con dolor reconocen que lo padecen durante al menos seis meses antes de ser derivados a una Unidad de Tratamiento del Dolor, ha explicado el secretario de la Sociedad Española del Dolor (SED), el doctor Victor Mayoral, en base a la Encuesta NEUROPAIN, que aporta datos acerca de la incidencia y la realidad del dolor en España.

Esta encuesta resalta que más de 10 millones de personas en España padecen dolor (22% de la población), un problema que provoca una pérdida de calidad de vida y un sentimiento de frustración e incomprensión, ya que «el dolor es una enfermedad, no un sí­ntoma, y necesitamos darle visibilidad a esta idea para que se entienda su gravedad», ha explicado el doctor Mayoral. Dentro de la clasificación de tipos de dolor, el neuropático es «el más complejo de diagnosticar y de tratar», ha explicado el presidente de la SED, el doctor Diego Contreras. Además, es el protagonista del Dí­a Mundial del Dolor de este año, y lo padecen entre un 8 y un 10 por ciento en España. El dolor neuropático puede ser espontáneo o derivado de una respuesta alterada a estí­mulos normales, y se produce cuando hay afectación de las estructuras nerviosas centrales o periféricas. «Se prevé que un 7-8 por ciento de los adultos eurpeos lo sufrirán en un futuro», ha afirmado el doctor Contreras. Para mejorar el dolor, ya que actualmente no tiene cura, existen las Unidades de Tratamiento del Dolor, que en España son 188. «Este número no es suficiente. Deberí­a existir una unidad de alta complejidad por cada millón de habitantes, y de este tipo solo existen 19 en España», ha expuesto el doctor Mayoral. «Sólo el 60 por ciento de los hospitales españoles cuentan entre sus servicios con una Unidad de Tratamiento del Dolor, a pesar de que es obligatorio», ha añadido Mayoral.

En este sentido, la portavoz de la SED, la doctora Concepción Pérez, ha insistido en que el tratamiento para el dolor deberí­a empezar en la formación de profesionales, y que estos pacientes «necesitan un tratamiento multidisciplinar». Además, ha añadido que «no existen órganos de gestión para esto, lo que dificulta el tratamiento y el éxito de este en pacientes con dolor crónico». Según el doctor Mayoral, «de un buen tratamiento depende la mejora del dolor, y además es un derecho humano». Este tratamiento que se da en las Unidades de Dolor debe ir acompañado, por lo menos, de un tratamiento psicológico, puesto que el dolor afecta a todos los ámbitos de la vida del paciente y a su entorno por problemas sociales derivados. Actualmente, solo el 35 por ciento de las unidades de España cuentan con este tratamiento psicológico, según el doctor Mayoral, que solicita más unidades con profesionales que dediquen un 100 por cien de su tiempo a ellas, «como ocurre en cualquier otra disciplina». Más de la mitad de los pacientes que sufren dolor, el 58 por ciento, cree que el tratamiento que sigue es inadecuado y que serí­a posible mejorar su efectividad. Además, el 85,7 por ciento de los profesionales encuestados ha declarado precisar de una mayor formación en el diagnóstico y tratamiento del dolor neuropático crónico. Además de ofrecer estos datos para dar visibilidad a esta enfermedad, coincidiendo con el Año Mundial Contra el Dolor Neuropático 2014-2105, la SED y la Fundación Española del Dolor (FED), han entregado los Premios del Dí­a del Dolor, que en esta edición han recaí­do en Carme Chaparro, Christian Gálvez, Carlos Belmonte, Paloma Casado, la ONG Paliativos Sin Fronteras y la Federación Española de Enfermedades Raras.