Veinte de cada 100 personas…

En la imagen, una mujer toma un antibiótico que le ha sido recetado por su médico.El 20 por ciento de las personas que toman antibióticos padecen diarrea y, en el caso de la población infantil este porcentaje se eleva hasta el 40 por ciento, según ha advertido el Programa Nusa, que recuerda que estos medicamentos sólo son efectivos cuando se utilizan de forma adecuada.

En este sentido, los expertos recomiendan seguir una alimentación saludable que incorpore todos los nutrientes necesarios para mejorar la respuesta del organismo ante bacterias y virus. Además, aconsejan completar la dieta con alimentos ricos en probióticos, como algunas leches fermentadas, ya que suponen una ayuda en la mejora de la diarrea asociada a los antibióticos. De hecho, los probióticos pueden reducir hasta un 22 por ciento la incidencia total de diarreas producidas por los antibióticos y, en los niños múltiples estudios indican que esta reducción serí­a de hasta un 75 por ciento. «El consumo de alimentos que contienen probióticos especí­ficos, como algunos lácteos fermentados, ha demostrado ayudar a prevenir la diarrea asociada a antibióticos. La Organización Mundial de Gastroenterologí­a menciona en sus guí­as prácticas el consumo de algunas leches fermentadas especí­ficas en grupos de población concretos como mecanismo efectivo de prevención de la diarrea asociada a antibióticos», ha explicado el gastroenterólogo pediátrico en el Hospital de Jerez de la Frontera (Cádiz), Segundo Rodrí­guez.

Por último, la nutricionista del programa, Marta Olmos, ha destacado la importancia de preparar al organismo para hacer frente a las infecciones comunes del invierno y ha insistido en que la alimentación basada en frutas y hortalizas frescas de temporada aportan vitaminas y minerales necesarios para el buen funcionamiento del organismo.