Disminuye la ingesta media de…

La ingesta media de calorí­as en España está disminuyendo pese a lo cual existe un desequilibrio en el perfil calórico, con un excesivo consumo de grasas y proteí­nas mientras el de hidratos de carbono es más bajo del recomendado, según el estudio cientí­fico ANIBES (Antropometrí­a e ingesta y Balance Energético en España).

Se trata de la primera investigación a nivel nacional e internacional que evalúa no solo la ingesta, sino también el gasto energético en España, además de los hábitos alimentarios, los datos antropométricos y los patrones de actividad fí­sica en una muestra representativa de la población de nuestro paí­s.

Este estudio, realizado sobre 2.000 personas de 9 a 75 años por la Fundación Española de la Nutrición en colaboración con un comité cientí­fico de expertos, aporta como novedad también el uso de las nuevas tecnologí­as como tablets y móviles para la recogida de los datos y su posterior análisis.

Así­, según el estudio, la ingesta media de calorí­as se sitúa en 1.820 kilocalorí­as al dí­a frente a las 3.008 kilocalorí­as al dí­a en 1964 o las 2.609 de 2010. Sin embargo, el perfil calórico de la población española refleja «cierto desequilibio» ya que hay un excesivo consumo de grasas y proteí­nas, al tiempo que la ingesta de hidratos de carbono es menor a la recomendada. Este trabajo ha analizado por primera vez la energí­a que aportan un total de 16 grupos y 29 subgrupos de alimentos y bebidas, lo que permitirá conocer con precisión la contribución real de cada uno de ellos a la energí­a total de la dieta.

Así­, el estudio revela que el 85% de la energí­a total de la dieta proviene de la ingesta de pan, aceite de oliva, carnes, bollerí­a y pastelerí­a, embutidos y otros productos cárnicos, leche, fruta, platos precocinados, verduras y hortalizas, granos y harinas, pescados y mariscos, pasta, quesos, legumbres, yogur y leches fermentadas, bebidas de baja graduación alcohólica y huevos.