DÍA MUNDIAL CONTRA LA VIOLENCIA…

El primer jueves del mes de noviembre se celebra el Día Mundial contra la Violencia y el Acoso Escolar, incluyendo el ciberacoso, reconociendo de este modo que la violencia en el entorno escolar bajo todas sus formas atenta contra los derechos de los niños y los adolescentes, la salud y el bienestar.

Con respecto a este día, la UNESCO dice lo siguiente:

“Este día tiene como objetivo sensibilizar a las personas a escala mundial acerca del problema de la violencia en línea y el ciberacoso, sus consecuencias y la necesidad de ponerlas fin. También hace un llamado a los alumnos, los padres, los demás miembros de la comunidad educativa, las autoridades encargadas de la educación y los diversos sectores y asociados, incluido el sector de las tecnologías, a ponerle atención a este problema para incitarlos a contribuir a la prevención de la violencia en línea, con miras a garantizar la seguridad y el bienestar de niños, niñas y jóvenes”.

Este año, el seminario internacional de la UNESCO sobre el papel de los docentes en la prevención y el tratamiento de la violencia escolar, gira en torno al lema: » No bajo mi vigilancia «. Moviliza acciones para poner fin a la violencia en las escuelas y brinda la oportunidad de analizar el papel especial que desempeñan los docentes y el apoyo que necesitan para ayudar a mantener las escuelas seguras.

 

LAS MÚLTIPLES FORMAS DEL ACOSO ESCOLAR

  • Violencia física: agresión física con intención de lastimar (pelas físicas y ataques físicos), incluyendo: perpetrada por pares o perpetrada por docentes.
  • Violencia psicológica: abuso verbal y emocional (aislar, rechazar, ignorar, insultar, inventar rumores y mentiras, burlas, humillaciones, amenazas…)
  • Violencia sexual: intimidación de naturaleza sexual, acoso sexual, caricias no deseadas, coacción sexual y violación.
  • Acoso: entendiendo este como “un comportamiento intencionado y agresivo que ocurre repetidamente contra un objeto donde existe un desequilibrio de poder real o percibido y donde los objetos se sienten vulnerables e impotentes para defenderse, pudiendo tomar forma de: acoso físico, psicológico o sexual.
  • Ciberacoso: forma de acoso psicológico o sexual que tiene lugar en línea (publicación o envío de mensajes electrónicos, publicación de información falsa, mensajes hirientes, fotos vergonzosas…)

VIOLENCIA Y ACOSO ESCOLAR EN ENTORNOS EDUCATIVOS: LA EXPERIENCIA DE NIÑOS, NIÑAS Y JÓVENES CON DISCAPACIDAD

Desde FAMMA-Cocemfe Madrid hoy queremos sensibilizar sobre esta problemática y fomentar la adopción de medidas para garantizar que los niños, niñas y jóvenes con discapacidad pueden disfrutar de un entorno de aprendizaje seguro.

Se sabe muy poco sobre la magnitud y la naturaleza de la violencia y el acoso que sufren los niños y jóvenes con discapacidad en los entornos educativos, ya que las encuestas globales no recogen datos específicos sobre este alumnado. Pero lo que sí está comprobado es que la discapacidad es un importante factor de riesgo de acoso escolar.

Por tanto, el alumnado con discapacidad tiene tantas o más probabilidades que aquellos sin discapacidad de ser víctimas de violencia y acoso en todos los niveles del sistema educativo, y parecen ser más vulnerables al ciberacoso.

 

LOS CENTROS EDUCATIVOS DEBEN RESPONDER A LA PREGUNTA: ¿QUÉ PUEDO HACER YO?

Es menos probable que el alumnado con discapacidad sea víctima de violencia y acoso en las escuelas que tienen políticas de tolerancia cero y en las que las normas escolares y de comportamiento se aplican de manera justa y coherente, y los docentes intervienen con prontitud.

Para ello, se debe comenzar por:

  • Reconocer a los alumnos y alumnas con discapacidad como miembros activos de la comunidad escolar.
  • Promover los valores de igualdad, respeto de la diversidad e inclusión, garantizando que todo el mundo conozca los derechos de las personas con discapacidad.
  • Formación docente y dotación de recursos para la gestión no violenta de las aulas y el fomento de las relaciones positivas entre iguales.

Pero además, en este sentido, es necesario aunar esfuerzos de todos los sectores involucrados, incluyendo gobiernos, organismos internacionales, profesionales en el área educativa, familias y a la comunidad en general, para garantizar una educación de calidad, que dignifique al ser humano, que sea inclusiva y donde se respeten los derechos de las personas.

 

BUENAS PRÁCTICAS EDUCATIVAS:

A continuación, os dejamos una serie de orientaciones e ideas para trabajar la temática de manera concreta desde el aula, pudiendo adaptarse estas a las diferentes etapas educativas:

  • Utilizar la literatura como fuente de aprendizaje: cuentos, cómics, novelas…
  • Crear un rincón o espacio de resolución de conflictos en el aula, a través del cual se puedan resolver las problemáticas cotidianas de manera pacífica, favoreciendo en el alumnado habilidades sociales y personales para enfrentarse correctamente a diversas situaciones.
  • Fomentar el trabajo cooperativo en grupos heterogéneos, donde cada participante pueda aportar sus fortalezas y se fomente el aprendizaje entre iguales.
  • Diseñar un décalogo de buenas prácticas, que surja de la reflexión del propio alumnado en el aula o que se ponga en práctica a nivel de centro a través de intervenciones específicas, como por ejemplo las patrullas anti-bullying.
  • Utilizar material audiovisual para sensibilizar y fomentar la reflexión: películas, cortos, vídeos... Hoy en día, gracias a internet y las diversas plataformas, podemos encontrar numerosos recursos sobre esta problemática.
  • Representar o crear obras de teatro, en las que los protagonistas sea el propio alumnado, para favorecer un aprendizaje significativo y vivencial que fomente la concienciación y responsabilidad personal.
  • Desarrollar debates sobre el bullying, ciberbullying, o sobre cualquier temática social relevante para trabajar: el respeto de las opiniones de los demás, la escucha activa, la comunicación asertiva…
  • Proponer concursos literarios que animen a reflexionar sobre la temática a través de los diferentes géneros: poesía, narrativa, teatro…
  • Vivenciar intercambios de experiencias con otros centros para conocer otras realidad y buenas prácticas de las que aprender o hacia las que aportar ideas.

Y por supuesto: formar e informar al alumnado, otorgándole herramientas sobre cómo actuar ante la vivencia personal o como espectador de situaciones de violencia y acoso escolar.

 

Y no lo olvides

LA LUCHA ES DE TODOS

Tanto si sufres algún caso, como si conoces casos externos o tienes dudas al respecto, desde el Ministerio de Educación y Formación Profesional ponen a disposición, las 24 horas los 365 días del años, el teléfono gratuito 900 018 018. Además, si tienes discapacidad auditiva y del habla puedes usar el chat ANAR.