Detectan actividad cerebral en el…

Un facultativo, en la imagen, examina un TAC cerebral.Investigadores de la Universidad de Montreal (Canadá) han hallado actividad cerebral más allá de una lí­nea plana de electroencefalograma (EEG), que han llamado Nu-complejos. De acuerdo con los datos cientí­ficos existentes, los investigadores y los médicos han establecido que más allá de la llamada “lí­nea plana” (electroencefalograma plano o EEG), no hay nada en absoluto, ni actividad cerebral ni posibilidad de vida, pero este hallazgo sugiere que existe una frontera completamente nueva en el funcionamiento del cerebro animal y humano.

Precisamente, los investigadores observaron a un paciente humano en un estado de coma profundo hipóxico extremo debido a un potente medicamento antiepiléptico que se le habí­a obligado a tomar debido a sus problemas de salud. “El doctor Bogdan Florea, de Rumania, contactó con nuestro equipo de investigación al observar fenómenos inexplicables en el EEG de un paciente en coma. Nos dimos cuenta que habí­a actividad cerebral, algo desconocido hasta ahora, en el cerebro del paciente”, explicó el doctor Florin Amzica, director del estudio y profesor de la Escuela de Odontologí­a de la Universidad de Montreal.

El equipo de Amzica decidió entonces para recrear el estado del paciente en los gatos, el modelo animal estándar para estudios neurológicos. Mediante el uso de la anestesia isoflurano, llevaron a los gatos a un profundo pero completamente reversible coma, de forma que estos felinos traspasaron la lí­nea plana (isoeléctrica) de EEG, que se asocia con silencio en la corteza (la parte de gobierno del cerebro) .

El equipo observó actividad cerebral en el cien por cien de los gatos en coma profundo, en forma de oscilaciones generadas en el hipocampo, la parte del cerebro responsable de los procesos de aprendizaje y memoria. Estas oscilaciones, desconocidas hasta ahora, fueron transmitidas a la parte principal del cerebro, la corteza. Los investigadores concluyeron que las ondas de EEG observadas, o NU- complejos, fueron los mismos que los detectados en el paciente humano.

Por último, el doctor Amzica subraya la importancia de comprender las implicaciones de estos hallazgos. “Aquellos que han decidido o tienen que desconectar a un pariente cercano con muerte cerebral no necesitan preocuparse o dudar de su médico. Los criterios actuales para el diagnóstico de muerte cerebral son muy estrictos. Nuestro hallazgo tal vez pueda a largo plazo influir en la redefinición de los criterios, pero estamos lejos de eso. Además, este no es el aspecto más importante y útil de nuestro estudio”, subrayó Amzica.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada