Descubren un nuevo método de…

Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han conseguido mejorar la capacidad de detección de pequeñas concentraciones de rotavirus gracias a una nueva forma de análisis de bajo coste de la respuesta de biosensores aplicada a un dispositivo interferométrico, que ha demostrado ser capaz de detectar tanto la presencia del virus como la de su anticuerpo. De esta forma se abre la posibilidad de descubrir la presencia de dicho patógeno directamente en el foco, como por ejemplo en aguas, como indirectamente, detectando el anticuerpo en el plasma sanguí­neo, por lo que permite a los paí­ses en ví­as de desarrollo reducir la alta mortalidad infantil que causa el rotavirus.

El rotavirus es la causa más común de las diarreas graves en los niños llamadas gastroenteritis. Estas gastroenteritis ví­ricas tienen un tratamiento sencillo que consiste básicamente en mantener hidratado al paciente hasta que las defensas del organismo vencen la enfermedad. Sin embargo, a pesar de esto, cerca de medio millón de niños mueren al año a causa de la deshidratación causada por la diarrea y los vómitos caracterí­sticos de esta patologí­a. Este virus es estable en condiciones normales de temperatura y las medidas sanitarias que eliminan eficientemente bacteria y parásitos del agua no le afectan. Su diagnóstico se realiza habitualmente a través de un ensayo por inmunoabsorción ligado a enzimas (ELISA, por sus siglas en inglés, Enzyme-Linked ImmunoSorbent Assay). Este tipo de diagnóstico debe ser realizado por personal cualificado en laboratorio y requiere suministro de las enzimas receptoras.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada