Cuatro detenidos por defraudar 300.000…

La Guardia Civil ha detenido por un delito continuado de hurto, falsedad documental y pertenencia a grupo criminal a los cuatro integrantes de una banda a las que se acusa de defraudar 300.000 euros a un centro de personas con discapacidad de Lorca dedicado a la producción de huevos.

Los detenidos son cuatro españoles -uno vecino de Lorca, dos de íguilas y otro de Roldán- y sus arrestos se han producido en el marco de la “Operación Yema” de la Guardia Civil, desarrollada entre febrero y marzo, ha informado hoy el Ministerio del Interior.

La investigación que a raí­z de la denuncia de un centro de atención a discapacitados psí­quicos ubicado en la pedaní­a lorquina de Purias, que se autofinancia con la producción y venta de huevos.

Según los denunciantes el centro habí­a sufrido pérdidas muy elevadas, que superaban los 300.000 euros y que poní­an en peligro su mantenimiento los beneficios no se ajustaban a la producción de huevos que tení­a la granja.

En colaboración con los responsables del centro de discapacitados, la Guardia Civil puso en marcha la “Operación Yema” y centró sus pesquisas sobre dos empleados, un repartidor comercial y el encargado de la granja.

Los agentes lograron constatar que estos empleados falseaban documentación y abusaban de la confianza de los responsables del centro, retirando cada dí­a muchas más cajas de huevos de las que realmente declaraba el repartidor y produciendo pérdidas de varios miles de euros.

Estos empleados contaban con la colaboración de los otros dos detenidos que revendí­an el producto sin el conocimiento de la empresa productora y ocultaban las cajas de huevos defraudadas en la nave de un polí­gono industrial.

En la fase de explotación de la operación policial se han intervenido varios centenares de cajas de huevos valoradas en 7.000 euros, ocultas en la nave del polí­gono industrial.

Uno de los detenidos posee antecedentes policiales por la comisión de hechos delictivos similares, y junto con los otros tres ya ha sido puesto a disposición de un juzgado de Lorca.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada