CERMI Madrid exige la implicación…

En la imagen, una movilización contra un desahucio.CERMI Comunidad de Madrid pide que se brinden los recursos adecuados de protección social al enfermo crónico con escasos recursos desahuciado esta mañana en el barrio madrileño de Lavapiés (Madrid). Desde primera hora de la mañana de hoy, decenas de vecinos intentaron evitar que este vecino de Madrid, de 54 años y con una incapacidad permanente a causa de una dolencia crónica, se viese abocado a abandonar su vivienda tras recibir la visita de la comisión judicial encargada del caso.

Desde el mediodí­a se han vivido momentos de tensión en la zona, después de que la policí­a tuviese que intervenir ante la elevada presión vecinal que intentaba frenar el mencionado proceso de desahucio, después de lograr que otra orden anterior para que abandonara la vivienda quedase suspendida más de un mes.

El Comité madrileño entiende que la crisis económica se está llevando por delante los derechos de los más débiles y también los valores humanos de quienes gobiernan y considera que las autoridades competentes deberí­an de analizar caso por caso para suspender, al menos, cautelarmente los desahucios que afecten a personas de colectivos vulnerables y para buscar una salida humana de manera coordinada a los mismos.

CERMI Madrid pide tanto a las autoridades, como a la Administración, una mayor sensibilidad respecto a esta problemática, pues cada vez en mayor medida, fruto de la crisis económica y de las mayores vulnerabilidades que vive el colectivo, un mayor número de personas con discapacidad y/o movilidad reducida, así­ como de personas con dolencias crónicas y/o dependientes, viven situaciones extremas y graves como la de este vecino del barrio de Lavapiés.
La convocatoria vecinal para evitar que se produciese el desalojo de la vivienda ha sido realizada por la Asamblea de Vivienda Centro de Madrid y pretendí­a, asimismo, denunciar públicamente la inacción de las administraciones ante situaciones de emergencia y exclusión social como las que tienen su origen en un desahucio.

El Comité no llega a comprender la falta de calidad humana que profesan quienes toman decisiones como la de dejar sin vivienda a una persona enferma, vulnerable y con escasos recursos, sin buscar antes una posible solución alternativa y menos perjudicial.

En el caso de hoy, CERMI Madrid pide a las autoridades y a la Administración local que brinden al afectado la necesaria protección social, así­ como todos los recursos adecuados tras el proceso de desahucio, para evitar que este proceso empeore su situación de salud y vive una mayor exclusión social.

Por último, a juicio del Comité ha existido una falta de coordinación patente entre los distintos agentes de la Administración y Servicios Sociales que ha propiciado, a juicio del Comité, una situación lamentable que deja en una grave situación a una persona vulnerable. CERMI Madrid critica que el Ayuntamiento de Madrid haya «maltratado a este vecino» y haya permitido que se haya producido una situación como ésta, lo que demuestra su falta de sensibilidad hacia personas vulnerables y con escasos recursos.