Centros de la Xunta de…

Las entidades especializadas en la atención a discapacitados hicieron balance el pasado 14 de febrero, Dí­a Europeo de la Salud Sexual, de los programas puestos en marcha por la Dirección Xeral de Xuventude para normalizar la vida sexual del colectivo, que todaví­a sigue siendo tabú para muchos afectados y para sus familias. En 2011, el servicio Quérote Máis desarrolló 76 programas sobre salud sexual, de los que se beneficiaron 550 personas con discapacidad fí­sica o intelectual. El colectivo supone el 10% de la población gallega.

 La red atendió a través de la Confederación galega de persoas con discapacidade (Cogami) a 364 usuarios desde 2009 ””el 52% varones”” e iniciará este año un programa similar con Down Galicia. Durante las sesiones, los participantes abordarán cuestiones como la convivencia o la imagen corporal.

Quérote Máis organizará también talleres dirigidos a los familiares, uno de los principales obstáculos para que la persona con discapacidad lleve una vida afectiva normal, porque con frecuencia son tratados “como seres asexuados”. “Hay que aceptar la condición de adulto de la persona en lugar de su eterna infancia”, reclamó Delmiro Prieto, presidente de Down Galicia, que hizo balance del apoyo institucional acompañado por Anxo Queiruga, presidente de Cogami, y Ovidio Rodeiro, de Xuventude.

Como novedad, los talleres incluirán este año consultas individuales y, por lo tanto, confidenciales. Queiruga insistió en que el trabajo con discapacitados no debe reducirse “a la sanidad o a los servicios sociales” y clamó por el compromiso de la Xunta. “En épocas de bonanza, hemos sido los últimos, que no seamos los primeros en sufrir la crisis”, pidió.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada