Cataluña prepara un protocolo pionero…

La Consejerí­a de Salud de la Generalitat de Cataluña está elaborando un protocolo pionero en España para reducir en los niños las radiaciones ionizantes, principalmente radiografí­as y TAC, después de que dos estudios internacionales hayan comprobado su relación con el desarrollo de cáncer a largo plazo.

La Consejerí­a de Salud de la Generalitat de Cataluña está elaborando un protocolo pionero en España para reducir en los niños las radiaciones ionizantes -principalmente radiografí­as y TAC-después de que dos estudios internacionales hayan comprobado su relación con el desarrollo de cáncer a largo plazo.

 

Según la directora de Ordenación y Regulación Sanitarias, Roser Vallí¨s, «a nivel europeo se ha comprobado que el exceso de radiaciones ionizantes causan efectos indeseados en los niños», aunque las consecuencias no se perciben hasta 15 años después.

Dichos estudios publicados en The Lancet y British Medical Journal sostienen que exponer un niño a la radiación de dos o tres TAC de la cabeza triplica el riesgo de desarrollar cáncer cerebral, y que un menor expuesto a entre cinco y diez pruebas de este tipo es tres veces más propenso a desarrollar leucemia que un chico sin esa exposición.

Vallí¨s destacó que la elaboración del protocolo, el primero de estas caracterí­sticas en España, se hará en colaboración con las sociedades cientí­ficas, y persigue que este tipo de pruebas «se hagan sólo en casos estrictamente necesarios y con las dosis de radiación exactas».

Por último, señaló que hasta ahora «quizás se hací­an más radiaciones de lo debido sin un estricto criterio clí­nico, a menudo a petición del propio paciente, que se queda más tranquilo cuando le hacen una prueba para descartar cualquier cosa».