Castilla y León asegura que…

Tras la denuncia realizada por el CERMI, la Junta de Castilla y León ha comprobado que la atención que recibe un joven con daño cerebral ingresado en una residencia de ancianos de Valdeolmillos (Palencia) es correcta y que la evolución del interno es «positiva».

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad denunció que un joven con daño cerebral sufre un «internamiento discriminatorio» en una residencia de ancianos de la localidad palentina de Valdeomillos.

Sobre este caso, el gerente de Servicios Sociales de Castilla y León, Jesús Fuertes ha recordado que el joven, de 32 años, se encuentra en dicho centro desde hace dos años debido a una orden judicial, y ha negado que sufra discriminación y se encuentre en un situación de «privación de libertad», tal y como aseguraba CERMI en un comunicado de prensa.

Según el gerente de Servicios Sociales, quien ha insistido en que el joven se encuentra en la citada residencia por una orden del juez y que la Fiscalí­a hace un seguimiento de su evolución, «no se puede objetar nada» sobre el trato que recibe el interno por parte del personal de la residencia.

Jesús Fuertes ha recalcado que «no se puede poner ninguna queja» al tratamiento y los cuidados que el personal de la residencia de la localidad palentina otorga al joven, de 32 años, y que la relación de este interno con los demás residentes se puede considerar «dentro de la normalidad».