Casi el 20% de los…

Este próximo sábado, 11 de abril, se conmemora el Dí­a Mundial de la Enfermedad de Parkinson (EP) una enfermedad neurodegenerativa y crónica cuya manifestación clí­nica más común es la dificultad para el inicio y realización de movimientos voluntarios. Cada año se diagnostican en España unos 10.000 nuevos casos de esta enfermedad que, actualmente, y según estimaciones de la Sociedad Española de Neurologí­a (SEN), la padecen entre 120.000 y 150.000 personas.

El aumento de la incidencia de esta enfermedad está ligado a la edad: el mayor número de casos se diagnostican cuando los pacientes tienen entre 60 y 70 años y un 2% de los mayores de 65 años padecen Parkinson en España. Sin embargo, no es una enfermedad exclusiva de las personas mayores: el 15% de los pacientes no superan los 45 años y se dan casos en los que la enfermedad se inicia en la infancia o en la adolescencia, es la forma conocida como Parkinson juvenil. «Uno de los aspectos a mejorar es el diagnóstico temprano del Parkinson. Los últimos estudios publicados al respecto indican que en España se tarda una media de 1 a 5 años desde que aparece el primer sí­ntoma hasta que se obtiene el diagnóstico y que casi un 20% tiene que esperar más de 5 años. Además, se ha estimado que un 25% de los pacientes clí­nicamente diagnosticados en vida tienen en realidad otra enfermedad neuropatológica», señala el Dr. José Matí­as Arbelo González, coordinador del Grupo de Estudio de Trastornos de Movimiento de la Sociedad Española de Neurologí­a. «El problema es que no disponemos de marcadores biológicos que confirmen la sospecha clí­nica y aunque las técnicas de neuroimagen funcional pueden servir de apoyo, a veces es complicado diferenciar la EP de otras patologí­as que cursan con trastornos del movimiento o temblor».