Aplauden que se permita el…

Un usuario de silla de ruedas, en la imagen, accede por una rampa a un edificio.La Confederación Española de Personas con Discapacidad Fí­sica y Orgánica (Cocemfe) expresó su satisfacción por la medida incluida en la Ley 8/2013, de Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbanas, publicada ayer en el BOE, por la cual se permite ocupar las superficies de espacios libres o de dominio público para la instalación de ascensores para garantizar la accesibilidad universal.

Esta instalación será permitida siempre y cuando no resulte viable, técnica o económicamente, ninguna otra solución para garantizar la accesibilidad universal y siempre que asegure la funcionalidad de los espacios libres, dotaciones públicas y demás elementos del dominio público. “Esta medida supone una gran noticia para el colectivo de la discapacidad. Con esta regulación se garantiza que puedan instalarse ascensores u otros elementos en aceras, áreas de aparcamiento o zonas verdes, por ejemplo, lo que supone sin lugar a dudas un avance para las personas con discapacidad. Un paso más en la lucha por conseguir un derecho tan básico como tener la libertad de poder entrar y salir de su propia vivienda y no seguir siendo prisioneros en sus casas porque los edificios en los que viven no disponen de estos elementos técnicos”, destacó el presidente de Cocemfe, Mario Garcí­a.

Precisamente, según la nueva ley, los instrumentos de ordenación urbaní­stica garantizarán la aplicación de dicha medida, bien permitiendo que aquellas superficies no computen a efectos del volumen edificable, ni de distancias mí­nimas a linderos, otras edificaciones o a la ví­a pública o alineaciones, bien aplicando cualquier otra técnica que, de conformidad con la legislación aplicable, consiga la misma finalidad.

Por último, la confederación celebra estos avances, pero insiste también en la necesaria reforma de la Ley de Propiedad Horizontal para que, precisamente, la instalación de estos ascensores y demás elementos de mejora de la accesibilidad en zonas comunes se realice con independencia del coste económico de la reforma.