Andalucí­a exige que las comunidades…

En la imagen, medicamentos almacenados en una farmacia.La consejera de Igualdad, Salud y Polí­ticas Sociales de Andalucí­a, Marí­a José Sánchez Rubio, exigió este jueves al Gobierno que las rebajas negociadas con los laboratorios en la compra de los nuevos medicamentos para la hepatitis C sean autonómicas y no estatales, para que no se produzcan «desequilibrios» en la financiación de los fármacos.

«Lo vamos a exigir y esperemos que se nos oiga», declaró Sánchez Rubio a los medios de comunicación antes de entrar en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud, que se celebra hoy en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

 

La consejera andaluza explicó que hasta la fecha, los descuentos o rebajas que se aplican en la compra de los nuevos medicamentos para la hepatitis C se hacen en función del número de unidades adquiridas, pero a nivel nacional, de forma que los últimos tratamientos comprados tienen un precio menor que los primeros.

Por este motivo, prosiguió, Andalucí­a, que desde principios de este año ha comprado ya un total de 2.500 unidades, pide que los tramos de financiación tengan carácter autonómico para poderse beneficiar de los descuentos.

Sea como fuere, Sánchez Rubio aseguró que su Gobierno sigue comprometido con los pacientes de hepatitis C y que, por ello, continuará proporcionándoles los tratamientos necesarios, «independientemente de que haya cobertura económica o no por parte del Ministerio de Sanidad». «Lo tendremos que hacer en solitario si finalmente no hay ningún fondo, como parece ser que no lo hay», incidió la consejera de Andalucí­a de Salud.
En la misma lí­nea, la representante del Ejecutivo de Andalucí­a señaló que exigirá igualmente al Gobierno estatal que el Plan Estratégico para la Hepatitis C cuente con una memoria económica que recoja no solo lo relativo a los tratamientos, sino también lo relacionado con la prevención, porque, finalizó, «es necesario» poner cifras a la situación de la Hepatitis C en España.