HAY MUCHA VIDA DENTRO DE TI

 

La donación de sangre sólo exige una cosa: TENER LA CONCIENCIA DE QUE ERES NECESARIO PARA OTROS.

Dependemos de la generosidad de los ciudadanos para que los hospitales puedan realizar trasplantes, operaciones y tratamientos oncológicos.

 

Donar es fácil y seguro

Cualquiera puede donar si tiene más de 18 años y menos de 65, pesa más de 50 kilos y está sano. Además, es cien por cien seguro, ya que todo el material utilizado es estéril.

Los únicos que no pueden donar son aquéllos que hayan padecido enfermedades como hepatitis, SIDA, paludismo o tumores, hayan estado enfermos los días previos a la donación, o hayan tomado algunos medicamentos.

 

Donar cómodamente

Puedes elegir el día que tu quieras y el punto más cercano a tu domicilio o sitio de trabajo. Puedes consultar los puntos de donación de sangre en Servicio Madrileño de Salud

 

Cada donación puede salvar tres vidas

Cada unidad de sangre al procesarse se separa en sus tres componentes (glóbulos rojos, plaquetas y plasma) y se puede utilizar en el tratamiento de tres enfermos diferentes.

La sangre es un tejido más del cuerpo humano, pero los científicos no han logrado crear en el laboratorio las células que la componen, por lo que la donación es la única fuente con la que cuentan todas las personas que, por accidentes o enfermedades, necesitan una transfusión de sangre.

 

¿Dónde va la sangre donada?

En las bolsas de sangre se separan sus componentes para atender distintas necesidades. Así, los glóbulos rojos van para pacientes con hemorragias o anemias y las plaquetas a enfermos de cáncer y a los que tienen problemas de hemorragias, con lo que cada enfermo recibe el componente que necesita para mejorar.

Además, el plasma puede usarse como plasma total para tratar a algunos pacientes o para obtener medicamentos que contienen algunos componentes del mismo concentrados y sirven para tratar la hemofilia, otros problemas de coagulación, quemaduras, enfermedades del riñón y del hígado, alteraciones de las defensas y otras enfermedades.

 

Donar te ayudará a comprobar tu estado de salud

Al llegar al lugar de la donación te harán un reconocimiento para comprobar que estás en condiciones de donar y en unos días te llegará a casa el resultado y podrás saber cómo estás. Además, si en ese análisis se detecta una alteración importante, se te comunicará de forma inmediata y confidencial.

Además, donar no supone ningún perjuicio para tu organismo, ya que una bolsa de donación recoge 450 cc de sangre, una “pérdida” que el cuerpo asume sin ningún problema cuando estamos sanos, y que no causa ningún trastorno posterior. Además a modo de prevención, tras los quince minutos que dura la donación te ofrecerán un bocadillo y bebida.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Linkedin
YouTube
Facebook