Lesión medular"Hay que tomar los resultados del ensayo clínico como tales, como resultados de un estudio en fase de investigación clínica”, recalca el Dr. Vaquero, quien, no obstante, indica que la mayoría de los pacientes con lesión medular traumática que han participado en dicho estudio han podido mejorar su calidad de vida gracias a que han obtenido un mayor grado de autonomía, fruto de que “pueden controlar más sus esfínteres (en un 70 u 80% de los casos) o han recobrado sensibilidad en sus extremidades que antes no tenían”..

Con todo, desde dicha Fundación, en una entrevista concedida a FAMMA, reiteran que pese a los buenos resultados, el estudio se encuentra en fase de investigación clínica y se necesitan “más fondos y más investigación para poder avanzar en esta línea de investigación” de la que el centro hospitalario madrileño es pionero.

“Trabajamos con células madre mesenquimales, que representan el 0,01% de todas las células que podemos encontrar en la médula ósea”, indica el Dr. Vaquero.

A día de hoy no es posible curar la lesión medular, pero sí lograr para los pacientens que la tienen una mejor calidad de vida”.Así lo afirma el Doctor Jesús Vaquero, responsable del Área de Neurociencias de la Fundación Investigación Hospital Puerta del Hierro de Majadahonda (Madrid), el centro que ha realizado un ensayo clínico con pacientes con lesión medular traumática, obteniendo unos primeros resultados esperanzadores."

67 INVESTIGACIONES EN EL MUNDO

En todo el mundo, hay abiertas un total de 67 investigaciones y ensayos clínicos sobre la lesión medular, aunque cada centro, reitera el Dr. Vaquero, trabaja “con distintos tipos de células madre”. En el caso del centro madrileño, llevan casi dos décadas trabajando e investigando sobre la regeneración del sistema nervioso, y desde 2011 han centrado sus esfuerzos en aplicar la terapia celular en casos de lesión medular traumática del adulto.

En dicha Fundación, primero han trabajado con modelos animales y, en 2011 y 2012, tras las preceptivas autorizaciones de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, han tenido vía libre para comenzar a realizar ensayos clínicos en humanos, una vez que se han estudiado todos los aspectos relativos a la bioseguridad del ensayo clínico y se ha demostrado que no comportaba riesgos de este tipo.

Con el tiempo, tanto el Dr. Vaquero como el Dr. Juan Antonio Merino, responsable este último de la Sección de Neurología, quieren que el centro sea un hospital de referencia en tratamiento de lesiones medulares y también en enfermedades degenerativas y de carácter neurológico.

POSIBLE APLICACIÓN A CASOS DE EM

“Los resultados de este ensayo clínico evidencian que podríamos trabajar en una terapia celular similar en otro tipo de enfermedades como la Esclerosis Múltiple (EM)”, indica el Dr. Merino. Precisamente, actualmente la EM es una enfermedad para la que existen alternativas farmacológicas que permiten retrasar la aparición de brotes o disminuir su intensidad, pero no existe solución terapéutica alguna para los estadios avanzados de la EM que consiga “frenar la enfermedad, cronificarla”, aduce el Dr. Merino.

El Dr. Merino afirma que, para el caso de la EM, se trataría de observar también si hay esta evidencia, “se trataría de ver si es posible mejorar lo que hasta el momento no tiene solución o alternativa terapéutica en los casos de progresión avanzada de la enfermedad”.

Este ensayo clínico con pacientes que tienen lesión medular traumática ha revelado que, aunque por el momento no se puede hablar de curación de la lesión medular ni mucho menos, sí es posible mejorar la calidad de vida y autonomía de los pacientes.

"Para el caso de la Esclerosis Múltiple, se trataría de ver si es posible mejorar lo que hasta el momento no tiene solución o alternativa terapéutica en los casos de progresión avanzada de la enfermedad."

LLAMAMIENTO A LA PRUDENCIA

Pese a todo, el Dr. Vaquero hace un llamamiento a la prudencia, puesto que no todos los tipos de perfiles de lesionados medulares pueden encajar en el tratamiento aplicado en el ensayo clínico con células madre, y no en todos los casos la evolución ha sido la misma, aunque en todos haya sido ciertamente satisfactoria.

Cabe resaltar que, hasta el momento, en España solamente están en vías de comercialización fármacos para las lesiones medulares traumáticas agudas, pero no para las permanentes o crónicas. En el caso de las agudas, se estima que alrededor del 7% de ellas mejoran “espontáneamente” a medio plazo. Para las de larga evolución o crónicas, como las que tienen los pacientes que han participado en este ensayo clínico, la terapia celular se plantea como una alternativa terapéutica en el futuro, una vez que se hayan superado todos los trámites que se requieren en los ensayos que están en fase de investigación clínica.

Queda por descubrir cómo la terapia celular, en base a estos primeros resultados esperanzadores, puede convertirse en una alternativa terapéutica clara y viable para mejorar la calidad de vida de los pacientes con lesión medular traumática en los hospitales, y por profundizar en su posible aplicación a los distintos tipos de lesiones medulares.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado