“Tal y como es el mundo en que vivimos, la queja no consigue tanto como otro tipo de propuestas más constructivas”

Jorge Ruiz 2Jorge Ruiz es un músico murciano conocido por darle la voz y la guitarra a las canciones de una de las bandas más aclamadas del pop español actual: Maldita Nerea. Estudiante de logopedia, lidera un grupo que en estos momentos está de gira presentando su disco “Fácil”, con el que pretenden concienciar a la sociedad de que depende de nosotros cómo afrontar los obstáculos que la vida nos pone por delante. El pasado 30 de junio Maldita Nerea ofreció un concierto en Sevilla en el que parte de la recaudación del concierto de Sevilla se destinará a la Red de Centros Polivalentes que la Confederación Andaluza de Personas con Discapacidad (CANF-COCEMFE Andalucía) está construyendo con el propósito de mejorar la calidad de vida de los andaluces con discapacidad física en situación de dependencia, promoviendo su autonomía personal y su plena participación social.

 

José Ramón Caamaño

- ¿Por qué pensáis que la vida es fácil? 

No es que lo pensemos, es que lo es. El ser humano por naturaleza, como cualquier animal, tiende a buscar lo que es más sencillo para su supervivencia, ni más ni menos. Es con el crecimiento, la educación, el ambiente y algún que otro factor más cuando eso se altera y nos vamos complicando. Así, lo que intentamos transmitir es que al final, independientemente de cuál sean tus circunstancias, tienes dos maneras de entender la vida, o fácil o difícil. Te puedes complicar más, pero también puedes hacer las cosas desde un punto de vista distinto para que todo sea más sencillo. Y esa capacidad no te la puede quitar nadie, tú eliges cómo te tomas lo que te está viniendo, nadie te puede robar tu dignidad y tu manera de ser y tu manera de pensar las cosas. Nada ni nadie. Y eso es lo que reivindicamos nosotros con esta canción y con este disco.

Jorge Ruiz 3- ¿Qué os llevó a tomar la iniciativa de dejar entrar gratuitamente al concierto de Sevilla a personas con discapacidad?

Lo que yo pensé en un momento dado el año pasado fue que las Nereas (fans de la banda) no pagasen simplemente con presentar su DNI; pero cuando incluimos a sus acompañantes nos encontramos con el problema de que los promotores en determinados recintos como había tal cantidad de demanda de entradas nos decían que no podían regalar entradas a tanta gente. Ese año dije: '¿Por qué no hacemos la entrada más fácil a personas con discapacidad física y psíquica?'. Pero la pregunta que surge es cómo metes a cincuenta personas en silla de ruedas más acompañante en un recinto pequeño. El promotor te va a decir que no hay espacio y que no puede porque tiene que habilitar una zona porque se lo exige la ley. Luego también ocurre que hay personas con discapacidad que no notas a simple vista, y pedirles el carné me parece raro. Así, decidimos preguntar a asociaciones a nivel local para cómo hacerlo, y por ejemplo el recinto de Sevilla es muy grande y no se va a llenar entero, por lo que se han dado una serie de circunstancias que han abierto la posibilidad. También hay que ir cogiendo experiencia con el tiempo, y estamos viendo cómo articularlo y comunicarlo para que esto sea una cosa natural. En Salamanca, por ejemplo, les invitamos a las pruebas de sonido. Me puse en contacto con una asociación donde yo trabajé y que suele hacer actividades de normalización o vida social para chicos con discapacidad psíquica, y todos los viernes hacen una. Una de ellas fue venir a las pruebas de sonido y bailar durante dos o tres horas y fue maravilloso. Lo hemos hecho un par de veces ya y queremos seguir haciéndolo para enriquecernos todos.

- ¿Eres consciente del papel que juegan los músicos a la hora de inculcar valores, sobre todo a la juventud?

Cualquier persona con un mínimo de relevancia pública, no frívola y basada más que nada en su trabajo y lo que hace, tiene una responsabilidad con el puesto o lugar que ocupa. Nosotros somos muy conscientes de ello, y además con un trabajo como éste, lo que pretendemos es recordar a la gente que la vida es fácil. Además, lo vemos como algo muy productivo para todos, porque hacemos labor social pero nosotros también aprendemos. Yo soy logopeda, y he trabajado en asociaciones de personas con discapacidad, y al final se ve cómo existe un intercambio, de personas o colectivos que tienen una vida muy diferente a la tuya y que te transmiten una serie de valores. Para nosotros no es tanto dar, como dar y recibir; pero exactamente igual que ocurre con un amigo sin una discapacidad. La idea es normalizar situaciones que aparentemente no lo son, e intercambiar cosas con personas que tengan una diferencia contigo, que no quiere decir que sea mejor ni peor.

- ¿Conoces la situación del colectivo de la discapacidad en nuestro país?

jorge-ruiz-1A nivel operativo o técnico no estoy muy puesto porque esto cambia conforme va pasando el tiempo. Evidentemente, la mayoría de las ciudades no están preparadas, pero yo voy un poco más allá, es una cuestión más del interior de la persona. Normalmente cuando se habla de una persona con discapacidad se tiende a decir lo que no puede hacer, y realmente deberíamos pensar en todo lo que puede hacer y luego al final del todo las cosas que no puede hacer. Hay que subrayarlo todo en positivo porque si no, no va a haber normalización en la vida. Ya sé que una persona en silla de ruedas no puede andar, pero puede hacer mil millones de cosas que cuando andaba no hacía, por ejemplo. Cuando yo sé lo válida que es una persona y no lo miro todo en términos de discapacidad, es cuando a lo mejor me coloco en su situación porque lo veo en un plano de igualdad. Ese problema también está en muchas personas con discapacidad y sus familias, ¿Cómo lo vas a transmitir si no lo tienes claro tú? Afortunadamente hay muchos monitores y asociaciones que lo tienen claro, aunque todavía no han sido capaces de transmitirlo a la sociedad, y por eso siempre estamos como mendigando, incluyéndome a mí en esto por mi trabajo como logopeda.

- Entonces en tu opinión, para facilitar la vida a estas personas empieza más por nosotros.

Ahora mismo la sociedad se rige por códigos comunicativos. Lo primero es tenerlo nosotros claro y encontrar una fórmula para decirlo. Desgraciadamente hay que ser un poco político en este sentido y pensar en cómo hacemos llegar a la sociedad esto para que lo tenga claro, y a partir de ahí ya articular una serie de prioridades. ¿Qué es lo primero y urgente que necesitamos, ayuda social? Bien, pero primero tiene que calar el mensaje, y debe hacerlo desde abajo, desde la educación; que yo no se lo tenga que explicar al padre, que al niño se le diga desde pequeño, porque así se le queda de por vida. Hay que pensarlo a largo plazo, y mirar para dentro de quince o veinte años, como hace cualquier asociación cuando nace, porque si no, no sirve para nada. Por eso el hecho de que el colectivo que se mueva es muy importante. Al final todo esto es marketing.

- ¿En qué momento se encuentra la banda actualmente?

En este momento estamos en el primer tercio de la gira de nuestro cuarto disco, titulado fácil, y lo único que pretendemos es decirle a la gente que es libertad de cada uno hacer que su vida sea más fácil, independientemente de las circunstancias que rodeen a la persona. Venimos a Sevilla por primera vez en año y medio, y quedan como cuarenta y tantos de aquí a final de año, incluyendo algunos fuera de España. Así, estamos en un momento muy bueno a pesar de la crisis que tiene este sector y todo, no nos podemos quejar. Este año hemos agotado en Barcelona, en el Palau de la música, un sitio emblemático e importante, pero como en todos los proyectos musicales este año, se están notando mucho las dificultades económicas del público, y este proyecto es de los pocos que no se pueden quejar, porque tenemos muy buenas entradas en un año en el que se están cancelando muchísimos conciertos.

Jorge Ruiz 4- En vuestro anterior hit El secreto de las tortugas hay una frase que dice "No temas ir despacio, teme no avanzar". ¿Se podría extender este consejo al colectivo de la discapacidad?

Viene todo en torno a lo que te dicho. No miremos todo en términos negativos, sino en términos de posibilidades. El ser humano en general tiene tendencia a quejarse cuando le falta algo, desde pequeño utiliza el llanto. Pero además nos educan para seguir quejándonos. Y cuando alguien tiene una carencia importante, física o psíquica, muchas veces se olvida de que quejarse no es la mejor manera de conseguir cosas. Lógicamente una persona con una discapacidad está en una posición justificada para hacerlo, pero tal y como es el mundo en que vivimos la queja no consigue tanto como otro tipo de propuestas más constructivas. La sonrisa, a pesar de lo que digan los medios de comunicación, vende mucho más que el llanto, y eso está comprobado. Yo lo que digo a la gente es que debe ser consciente de que tardan más en conseguir las cosas no solo por la discapacidad, sino por cómo esta todo, pero que recuerden que están en una posición de valor porque la gente te presta atención en determinadas ocasiones. Entonces piensa más en positivo que en negativo, en lo que puedes llegar que es mucho, que en lo que puedes hacer.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado