Madrid, 21 de mayo de 2020.- La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid, (FAMMA Cocemfe Madrid) pide supervisión por parte del Ayuntamiento de Madrid sobre la ampliación de las terrazas para no dificultar la movilidad de las personas que tienen movilidad reducida.

Creemos que puede ser un primer paso para que, desde la Oficina de Accesibilidad del Ayuntamiento de Madrid, se trabaje en una ampliación ordenada y compatible con los problemas de los ciudadanos que, en muchas ocasiones, ya ven mermadas sus posibilidades de deambular fácilmente por una ciudad como Madrid, para que su situación no se agrave por la situación actual.

En palabras del presidente de la Federación, Javier Font, “estamos completamente de acuerdo con la ampliación de las terrazas para apoyar a los negocios de bares y restaurantes en el municipio de Madrid, pero también creemos que debemos hacerlo de manera coordinada para que su negocio y la movilidad de las personas, pueda hacerse perfectamente compatible”.

La ampliación de las terrazas ha de ser totalmente compatible con la autonomía personal de las personas con movilidad reducida, tanto para su tránsito, como para el disfrute de las mismas.

La Comisión de Terrazas de Hostelería y Restauración del Ayuntamiento de Madrid, integrada por representantes de las Áreas de Coordinación Territorial, Movilidad, Seguridad, Comercio, Turismo y Urbanismo, ha establecido las condiciones y medidas con las que podrán abrir las 5.323 terrazas de la capital una vez la Comunidad de Madrid sea autorizada para pasar a la fase 1 de la desescalada.

En ese momento, serán los concejales de cada distrito quienes deberán dictar un decreto levantando la suspensión de las terrazas acordada en su día, ajustándolo a la Orden SDN 399/2020 que limita al 50 % las mesas permitidas. Para ello pedimos la intervención de la Oficina de Accesibilidad del Ayuntamiento de Madrid, con el fin de que se contemplen los distintos escenarios y circunstancias que se puedan dar para hacer compatible el ajuste, con la movilidad de todos los ciudadanos.

En palabras del presidente de la Federación, Javier Font, “Desde la Federación creemos firmemente que la “nueva normalidad” también tiene que seguir los criterios de accesibilidad universal, por eso estaremos atentos para que esta situación excepcional, por el coronavirus, no suponga en ningún caso un retroceso en la autonomía personal de las personas con movilidad reducida por una aplicación laxa de la nueva normativa de las terrazas, tanto por parte de los establecimientos como de los responsables públicos que deben velar por su correcta implementación.”.

Desde la Federación reclamamos una normativa clara y ajustada en los diferentes distritos que contemple como prioridad la accesibilidad de las personas con movilidad reducida, la vigilancia de su cumplimiento y la puesta en marcha de mecanismos ágiles de denuncia, para que las personas con movilidad reducida no se vean perjudicadas, en ningún caso, por la ampliación de las terrazas y puedan seguir siendo clientes de dichos establecimientos.

Nota de prensa en PDF.

•  Compartir en WhatsApp  

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Linkedin
YouTube
Facebook