El objetivo del congreso es reflexionar sobre los obstáculos existentes para la plena inclusión laboral de las personas con discapacidad.

FAMMA ha expuesto su experiencia en la jornada “Ajustes y apoyos en el ámbito laboral”. Así, Javier Font ha comenzado su intervención lanzando la pregunta: “¿Quién decide qué es un ajuste razonable?” Tras recibir un silencio como respuesta, ha explicado que desde la Federación optamos por el término ajuste necesario.

Posteriormente, ha expuesto la evolución en el mundo laboral de las personas con discapacidad y ha explicado que no se pueden generalizar lo ajustes, sino que éstos deben ser “trajes a medida”.

Para Font, los principales escollos para no contratar a personas con discapacidad en puestos laborales ordinarios son los cambios que supondría en los planes de riesgo laborales y la revisión de planes de emergencia y evacuación.

Sin embargo, si hablamos en números, una mayor inserción laboral supondría menores gastos en pensiones, ayudas y prestaciones por desempleo para el Estado y un aumento de ingresos en la hucha de las cotizaciones.

Este congreso se incluye en el proyecto de investigación “Madrid Sin Barreras: Discapacidad e Inclusión Social, donde participan las Universidades Carlos III, Pontificia Comillas, Autónoma de Madrid, Alcalá de Henares, UNED, y Politécnica.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Linkedin
YouTube
Facebook