FAMMA-Cocemfe Madrid lamenta que el Ayuntamiento de Madrid únicamente ponga en marcha políticas para subvencionar el taxi limpio o ecológico en la ciudad, pero que no apueste por incrementar el número de taxis adaptados (Eurotaxi), teniendo en cuenta que, según la legislación vigente, el 5% de los vehículos de las flotas españolas de taxi tienen que ser accesibles antes del año 2017.

Aunque la Federación no cuestiona la necesidad de que se apueste por taxis ecológicos, cuestión para la que el Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que destinará una partida de hasta 279.000 euros destinada a apoyar la compra de ecotaxis, sí reitera que el Consistorio no está teniendo en cuenta que en Madrid ciudad tendría que haber antes de 2017 alrededor de 800 taxis adaptados para dar cumplimiento a la legislación. Del mismo modo que se subvencionará la compra de vehículos que incorporen combustibles y tecnologías menos contaminantes, con ayudas por coche que oscilarán entre los 1.000 y los 3.000 euros, FAMMA reitera que es vital que se adopte un Plan de Fomento del Servicio del Eurotaxi, con incentivos para la incorporación progresiva de taxis adaptados para cumplir con la ratio establecida legalmente hasta el 4 de diciembre de 2017. Sin esta planificación, FAMMA reitera que se llegará a 2017 sin cumplir con el Real Decreto 1544/2007, de 23 de noviembre, por el que se regulan las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los modos de transporte para personas con discapacidad. Precisamente, en el artículo 8 de la citada normativa, se establece que en todos los municipios, “los ayuntamientos promoverán que, al menos, un 5 por ciento de las licencias de taxi correspondan a vehículos adaptados (…). Los titulares de las licencias solicitarán voluntariamente que su taxi sea adaptado; pero si no se cubre el citado porcentaje, los ayuntamientos exigirán a las últimas licencias que se concedan que su autotaxi sea accesible”. A juicio de FAMMA, ayuntamientos como el de Madrid no están vigilando de forma fehaciente que esto se lleve a la práctica, lo que motiva que el servicio que se presta a las personas con discapacidad no sea el óptimo o el deseado. La Federación reitera que se está perdiendo una oportunidad para avanzar en la accesibilidad y la inclusión de las 113.163 personas con discapacidad física y/o movilidad reducida que hay en Madrid. Asimismo, el citado decreto también establece que, “de forma prioritaria, estos vehículos darán servicio a las personas con discapacidad, pero, en caso de estar libres, estarán en igualdad con los demás autotaxis no adaptados para dar servicio a cualquier ciudadano sin discapacidad”. Por último, asimismo, tal y como fija el decreto, “la ejecución” de estas medidas “no podrá superar los diez años”, tras la entrada en vigor de este Real Decreto (del año 2007). Por ello, el 5% de las plantillas de las flotas de taxi, según reitera FAMMA, deben de ser accesibles antes de 2017, una realidad que, a día de hoy, está lejos de vislumbrarse.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Linkedin
YouTube
Facebook