FAMMA-Cocemfe Madrid reclama con el arranque del nuevo curso académico 2015/2016 el próximo 8 de septiembre que haya más y mejores oportunidades de acceso a la educación inclusiva para el colectivo de personas con discapacidad.

Precisamente, con el inicio del curso escolar en la región, miles de alumnos volverán a las aulas y, por ello, la Federación aprovecha para reiterar que no existe un marco normativo específico y adecuado que regule la educación inclusiva para los alumnos con discapacidad y/o movilidad reducida.

La Federación reitera que, a día de hoy, los niños y jóvenes con discapacidad se siguen encontrando con barreras que dificultan su acceso a una vida escolar inclusiva y normalizada y que ello se traduce en dificultades de integración a nivel laboral, y también a nivel social. Por tanto, FAMMA reitera que es vital que cualquier persona con discapacidad pueda acceder a una educación inclusiva y de calidad.

La inexistencia de este marco normativo se traduce en múltiples deficiencias y carencias que vive a diario el alumnado con discapacidad y que están originadas por la propia configuración del sistema educativo para los alumnos con algún tipo de discapacidad.

Es preciso destacar que muchos centros educativos de la región presentan todavía barreras físicas y/o comunicativas que, de entrada, hacen que el acceso a los recintos educativos sea inviable para el alumnado con discapacidad.

También es importante destacar que la situación de interinidad en la que se encuentran muchos profesionales de la educación hace que sean recursos inestables en el tiempo, por lo que no se puede trabajar adecuadamente y hacer los preceptivos seguimientos a los alumnos con discapacidad.

En palabras del presidente de FAMMA, Javier Font, es necesario reconocer y alabar “la importante labor que hace el personal docente y los técnicos educativos a favor del colectivo de personas con discapacidad, quienes, en ocasiones, con escasez de medios y apoyos, trabajan con ahínco en el sistema educativo”. No obstante, FAMMA reitera que la educación inclusiva es aún, a día de hoy, una utopía. Existe escasez de medios, no se contempla adecuadamente la discapacidad y no existe un marco jurídico específico para ello, por lo que queda mucho por hacer para que la escuela sea un ámbito verdaderamente inclusivo hacia los alumnos con discapacidad.

Por último, la Federación reitera que urge trabajar con la mirada puesta en un sistema educativo inclusivo que potencie al máximo las capacidades del alumnado con discapacidad, con el objetivo de que desarrollen todo su potencial y formen parte activa de la sociedad.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Comentarios   

0 #1 Christian 02-09-2015 14:50
A ver cuando se plantean desde las instituciones que existimos maestros con diversidad funcional a los que se nos cierran las puertas de los centros por padecer una enfermedad...
Del mismo modo, ojo con el tema de la inclusión, ya que no siempre se está por la labor de realizar adaptaciones curriculares, sobre todo cuando se trata de enfermedad mental.
Gracias
Citar
Linkedin
YouTube
Facebook