La migraña afecta a uno de cada diez españoles, en total, 5 millones de personas. De ellos, 1,5 millones la padecen de forma crónica, es decir, sufren dolor de cabeza más de 15 días al mes.

En el Día Europeo de Acción contra la Migraña, las asociaciones recuerdan que es una enfermedad muy incapacitante: según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), más de un 70% de los pacientes con migraña presentan una discapacidad grave y un 14% una discapacidad moderada. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a la migraña como una de las diez principales causas de discapacidad.

Se calcula que alrededor de la mitad de los pacientes con migraña se automedican con analgésicos sin receta. Este hecho, unido a la falta de diagnóstico y tratamiento, así como a otros factores como el sobrepeso, la depresión o los trastornos de sueño, hace que, cada año, aumenten un 3% los casos de migraña crónica y que un 6% de los pacientes pase de tener una migraña episódica de baja frecuencia a una de alta frecuencia.

Aunque la migraña puede empezar a cualquier edad, incide sobre todo en la edad de mayor productividad personal y profesional, de los 25 a los 55 años, e impacta en la vida personal, familiar, laboral y social de las personas que la padecen, pero también supone una gran carga económica. El coste estimado por paciente activo es de 730 euros/año.

Además, los pacientes con migraña crónica consumen cuatro veces más recursos que los pacientes con migraña episódica, consultan dos veces más al médico de atención primaria y tres veces más al neurólogo o experto en cefaleas. Las consultas de pacientes con migraña crónica suponen un 4-6% de las consultas totales de una consulta de neurología general y entre el 11-20% de las consultas por cefalea. Un 40% de los pacientes visitados sufren una cefalea por abuso de medicación analgésica.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Linkedin
YouTube
Facebook