El informe hace incidencia en la incooporación de tecnologías de prevención en vehículos.

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, recibió este miércoles un informe de cuatro entidades expertas en seguridad vial que incluye ocho medidas urgentes relacionadas con los últimos avances tecnológicos en coches, motos y autobuses con el fin de evitar cerca de 50.000 accidentes al año y reducir a cerca de la mitad las víctimas mortales por siniestros de tráfico.

La Fundación Mapfre, Aesleme (Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal), STOP Accidentes y TRACK Surveying Solutions son los redactores del informe, que han entregado en el marco de una jornada celebrada en Madrid.

El informe, que las entidades promotoras desean que forme parte del nuevo Plan Estratégico de Seguridad Vial que pondrá en marcha la Dirección General de Tráfico (DGT), indica que un parque móvil con los últimos avances en seguridad y asistencia a la conducción podría evitar más de 50.000 accidentes al año, 850 fallecidos y 4.500 heridos hospitalizados, y un ahorro cercano a los 4.300 millones de euros en el gasto público.

Según un estudio de la DGT, hasta el 57% de los accidentes podrían evitarse si los vehículos estuvieran equipados con los nuevos sistemas de ayuda a la conducción. En este sentido, el director de Prevención y Seguridad Vial de la Fundación Mapfre, Jesús Monclús, destacó que los vehículos deben incorporar "de serie" esos elementos tecnológicos "de eficacia comprobada", aunque también pueden instalarse en los que están ya en circulación.

La primera medida es propiciar que todos los vehículos estén equipados "lo antes posible" con los últimos avances tecnológicos en materia de seguridad activa y pasiva. En el caso de los nuevos, deberían contar con sistemas de detección de riesgo de atropello de peatones y ciclistas, con capacidad de alertar al conductor en tiempo real o de frenar automáticamente y que pueden llevar a evitar alrededor de 7.500 atropellos al año.

Otros equipamientos son los dispositivos de detección de riesgo de colisión frontal con otros vehículos u obstáculos, que evitarían más de 10.000 accidentes anuales; los sistemas de alerta de cambio involuntario de carril (que supondría ahorrar un 47% de los muertos en las carreteras y un 41% en las ciudades); las cámaras de marcha atrás; los sistemas de vigilancia del ángulo muerto e identificación de otros vehículos en paralelo; los sistemas de detección de peatones, ciclistas y motocicletas para autobuses y camiones, y los detectores de fatiga y los que evitan distracciones (presentes en un 29% de los accidentes).

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Linkedin
YouTube
Facebook